San Carlos de Bolívar

Cargando datos de Clima...

Luces de neón

abr. 09, 2017 19:23

en Cultura

Diario La Mañana de Bolívar - Cultura - Luces de neón

Hoy evocamos a ‘El Tren Fantasma’, programa de radio mítico que surcó las ondas nocturnas de AM y FM en Radio Rivadavia en la década del 70. Su realizador era Daniel Morano. Los que lo escucharon alguna vez todavía tendrán grabadas ésas trasnoches de los sábados y los domingos que se convertían en un ritual, una cita sagrada. ‘El Tren Fantasma’ difundía los clásicos del rock, blues, reggae y el pop, con novedades musicales que serían conocidas años después. Toda esa música era matizada con poesías y textos, autoría de Sergio Aisenstein y Morano, leídos por la atrapante voz de Omar Cerasuolo, que generaban una atmósfera mágica difícil de describir en palabras. El programa tenía una cortina musical que le caracterizaba, a menudo, cuando se prolongaba, podíamos al cantante fraseando casi robóticamente su concisa letra.
El tema en cuestión es ‘Neon Lights’, una balada nostálgica ejecutada por teclados y sintetizadores que pertenece a la agrupación alemana Kraftwerk. Muchos años después quién escribe adoptó este tema para ‘Sin Fronteras’, programa que se emite los sábados por Radio Federal en la frecuencia 101.5 y por la web en el sitio www.radiofederalbolivar.com.ar (en el mismo sitio también están almacenados los programas anteriores).

La Central Eléctrica
Ralf Hütter y Florian Schneider formaron en 1970 Kraftwerk (Central Eléctrica) con otros dos músicos alemanes, Wolfgang Flür y Klaus Dinger, quién sería reemplazado un año más tarde por Karl Bartos. Junto a Tangerine Dream y Can fueron la avanzada más comercial del ‘krautrock’, movimiento que aunaba artistas del avant garde, el jazz, el minimalismo y la música electro-acústica.
Los Kraftwerk construyeron un estudio (el ahora renombrado Kling Klang) para desarrollar sus ideas y sobre todo para construir y experimentar con los nuevos instrumentos electrónicos. En su laboratorio creaban su música, la grababan y raramente la presentaban en vivo ante la imposibilidad de transportar su enorme parafernalia. “Kraftwerk” (1970) y “Kraftwerk 2” (1971) fueron su carta de presentación. Recién con “Autobhan” (1974) lograron cierto reconocimiento masivo con el tema que titulaba el disco (una larga pieza musical que simulaba un viaje por una autopista recreada con cajas de ritmos, sintetizadores y secuenciadores).
“Obviamente, la música fue parte de nuestra situación cultural - reconoció Hütter - Vivíamos cerca de la estación radial de Colonia y vimos un par de conciertos de Flexus, pero para nosotros era parte del medio ambiente. Parecía bastante normal crear música en la sociedad tecnológica de hoy en día con nuevos instrumentos. Cuando vas al doctor no querés que utilicen martillos de madera, uno debería esperar de la música lo mismo que de la ciencia o de la medicina, trabajar con tecnología de última generación.”
Luego de grabar
“Radioactivity” (1975), dónde advertían sobre los peligros de la radioactividad, preanunciando el desastre de Chernobyl; se consagraron con “The Man Machine” (1978), su álbum por excelencia. La idea general del disco se centraba en la relación entre el ser humano y las computadoras. “Es ridículo pensar que el hombre está dominado por la máquina - declaraba Schneider por esos días - Existe una interacción entre ambos, la máquina ayuda al hombre, y éste se siente agradecido. Nosotros amamos a nuestros aparatos, tenemos con ellos una relación especial. Está naciendo el hombre máquina y no hay motivo para sentirse asustado por nuestra sociedad.”
“The Man Machine” contenía, además de la mencionada ‘Neon Lights’, un gran hit tecno-pop, ‘The Model’; y el tema que brindaba nombre al disco que hablaba de seres humanos y aparatos electrónicos fusionándose en máquinas vivas. Los Kraftwerk utilizaban cualquier sonido cibernético para recrear la atmósfera del disco: calculadoras, osciladores, radios mal sintonizadas, computadoras.
En 1981continuaron anticipando el futuro de la era digital con “Computer World”, cuando cantaban líneas como “programo mi computadora y me lanzo hacia el futuro...” Pascal Bussy, biógrafo de los Kraftwerk, consideraba a ‘Computer love’, uno de los temas del disco, ¡el primer blues compuesto para robots!
Luego comenzaron a desdibujarse. Grabaron un trabajo más que olvidable, “Electric Café” (1986) y transitaron años de silencio excusándose que estaban abocados a la tarea de digitalizar su estudio Kling Klang. Hay que sortear casi dos décadas para encontrar algo nuevo de estos alemanes: una banda de sonido dedicada al 100º aniversario del Tour de France. Lo último editado por Kraftwerk es el disco doble “Minimum-Maximum” (2005), un único registro en vivo de su gira llevada por Europa, Japón y Estados Unidos. Hasta la actualidad continúan activos haciendo shows pero sin haber producido material nuevo. El año pasado fueron noticia porque una agencia del gobierno porteño casi suspende su cuarta visita a nuestro país al considerar su recital en 3D con una retrospectiva de su carrera como una fiesta electrónica (días antes había ocurrido en Buenos Aires la tragedia en Time Warp, con cinco jóvenes muertos por ingerir un cóctel de metanfetaminas).
Krafwerk demostró que se podía hacer música sin guitarra, bajo y batería. Muy pronto se abrió un abanico de posibilidades, desde Vangelis hasta Jean Michel Jarré; de New Order a Depeche Mode bebieron del agua de los alemanes. Los artistas más disímiles han recibido su influencia, David Bowie se eclipsó con ellos cuando junto a Brian Eno grabó su trilogía de discos berlineses. “Station to Station” (1977) es un homenaje a “Trans- Europe Express” (1977) de Kraftwerk y en “Low” (1978), el Duque blanco le dedicó uno de los instrumentales del disco a Florian Schneider, titulándolo ‘V2 Schneider’ (los V2 eran los cohetes alemanes que hicieron estragos en Gran Bretaña durante la Segunda Guerra Mundial). A fines de los 80 Bowie reconocería: “Kraftwerk me impresionó en su momento, ahora los veo como pobres artesanos, encerrados en su taller.”
La música es tan impredecible que a menudo se producen relaciones impensadas: en los ochenta en el Bronx se estaba gestando una nueva música, el hip hop. Los raperos y disjockeys locales tomaban bases musicales de los vinilos para frasear y cantar sus letras. Africa Bambaata Aasim, con su grupo Nación Zulu descubrió a Kraftwerk. “Primero me pregunté quiénes eran estos alemanes funkys que tenían un sonido tan futurista - recuerda Bambaata - Cuando los escuché por primera vez me volví loco, tocábamos su música en todas las fiestas del Bronx.” Así nació ‘Planet Rock’, uno de los primeros temas de hip hop que contenía música de Kraftwerk.
Otro precursor del género, Grand Master Flash reconocía: “los discos de Kraftwerk facilitaron mucho mis tarea. Me permitieron ir al baño, ir a comprar un refresco. Podía tocarlo e irme a caminar porque era funky, no tenía sentido cortarlo, se cortaba solo.”

Algunas versiones de Neon Lights
Love Tractor, banda oriunda de Athens, Georgia, transitó los 80’s bajo el timón del tecladista y cantante Mark Cline, al principio tocaban sin baterista, pero luego se unió un tal Bill Berry (futuro batero de R.E.M). En 1984 registraron “'Til The Cows Come Home” (todavía no había entrado Berry) con una interesante versión de ‘Neon Lights’ onda folk-rock.
La banda alternativa escocesa Octopus, oriunda de Lanarkshire, grabó la canción en 1996 como cara B de un simple. El tema comienza como una balada pero luego desemboca en una extensa coda instrumental.
Simple Minds, también escoceses, pero de Glasgow, lanzaron en el 2001 “Neon Lights”, álbum de covers de Bowie, los Doors, Neil Young y por supuesto, la canción de Kraftwerk arropada bajo una estética post punk.
Un año después Luna, la banda indie liderada por el guitarrista y cantante Dean Wareham lanzó en Nueva York “Close Cover Before Striking”, disco que incluye una de las mejores interpretación de ‘Neon Lights’.
En Irlanda los U2 también cayeron rendidos ante Kraftwerk, lo demostraron cuando publicaron en 2004 una versión relajada de ‘Neon Lights’, cara B del simple ‘Vértigo’.

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 17,20 17,60
Euro 20,35 21,35
Real 430,00 565,00
Ocurrió un error inesperado

Ocurrió un error inesperado

Descripción

Ha ocurrido un error al intentar procesar '/noticias/cultura/luces-de-neon_a248452'.

Más información

Los administradores de este sitio ya fueron notificados de este error para que puedan solucionarlo a la brevedad.

Por favor, disculpe las molestias ocacionadas.