San Carlos de Bolívar

Cargando datos de Clima...


TENIS DE MESA EN SILLA DE RUEDAS

Carlos Maslup, un atleta multipremiado que eligió vivir en Bolívar

mar. 12, 2006 00:00

en Deportes

Diario La Mañana de Bolívar - Deportes - Carlos Maslup, un atleta multipremiado que eligió vivir en Bolívar

Es mendocino, vivió muchos años en Mar del Plata y ahora se radicó en nuestra ciudad. Primero fue medallista paralímpico en natación, ahora suma numerosos premios como tenista de mesa.

Carlos Maslup es mendicino, vivió muchos años en Mar del Plata y desde hace 10 días se encuentra radicado en Bolívar. Sin movilidad propia en sus piernas desde hace más de 30 años, eligió el deporte como emblema para salir adelante de la difícil situación que le tocó protagonizar y hoy en día es uno de los atletas más importantes de nuestro país en su disciplina.
Estuvimos repasando su historia, su presente y sus proyectos en la tarde del jueves. Pero mejor que lo cuente él...
Carlos, bienvenido a Bolívar. Quiero que nos cuentes sobre tus inicios en el tenis de mesa...
- Gracias. Yo vivía en Mendoza y me trasladé a Mar del Plata y allí comencé a practicarlo como un entretenimiento. A los cuatro o cinco meses fui a un torneo y ya quedé seleccionado.
¿Cuándo fue eso?
- En 1999.
¿Tuviste un accidente que te dejó en esta condición?
- Sí, un accidente en una pileta hace 30 años. Comencé a hacer deporte a partir de allí: hice natación, fui a Seúl '88 -a los Paralímpicos- y gané cuatro medallas: tres de plata y una de bronce; en este nombrado estoy declarado como "Maestro del deporte", cobro una jubilación del Estado.
Después de eso la motivación fue mayor y comencé con el tenis de mesa, deporte en el que ya soy casi profesional porque cobro una beca de la Secretaría de Deporte.
¿Cómo fue el camino desde ese primer torneo hasta hoy, que sos uno de los mejores del mundo?
- El primer torneo fue Fort Lauderdale, Miami, donde salí quinto; después fui al Panamericano en México '99, donde obtuve el cuarto puesto; de allí fui a Irlanda, donde fui el argentino que más puntos sumé pero no logré clasificar para Sydney. Después vino el 2001, en ese año saqué medalla de plata en el Open de La Coruña, España; fui bronce en el Iberoamericano que se realizó también en la Coruña; en la Copa Tango 1 fui medalla de bronce, presea que logré también en el Sudamericano de ese año. Y medalla de oro por equipo en el Panamericano, cuarto puesto individual en ese torneo. En el 2002 clasifiqué para el Mundial de Taipei, China, donde salí décimo primero. En 2003 saqué medalla de plata en el Panamericano en Brasilia, clasificando para los Paralímpicos de Atenas, Grecia, torneo en el que quedé entre los diez primeros del mundo. El 2005 fue un año muy bueno para mí porque salí campeón panamericano; fui a Rio de Janeiro en septiembre al Mundial de silla de ruedas y saque medalla de plata por equipos combinado junto con un mexicano, y cuarto en Clase 2, que no es mi categoría ya que yo juego en Clase 1. En noviembre fue la Copa Tango, donde saqué medalla de oro individual y de plata por equipos. Y en Mar del Plata medieron el premio Lobo de Mar al mejor deportista del año en mi disciplina.
¿Cómo hacés para entrenarte? Porque no hay muchos atletas en tu condición y de tu nivel en Argentina...
- Y, hago mal en decirlo, pero soy el argentino mejor posicionado en el mundo, ocupo el lugar número once en el ranking internacional... Llegué a estar séptimo, pero hoy todos están sumando puntos para el Mundial '06 en Montreaux, Suiza, y hay mucha competencia de alto nivel.
¿Cómo me entreno? Solo, sin ningún apoyo, sin ninguna clase de ayuda, hasta que vino la Secretaría de Deportes con las becas, que no son muchas pero sirven. Siempre tuve mi mesa, gente que me dio una mano para entrenar, mi familia entre ellos. Yo viajo mucho, por ejemplo mañana (viernes) voy a Buenos Aires al primer torneo nacional, en el CeNARD, que se disputa el sábado y a entrenarme con la selección.
Tenés una agenda nutrida todo el año...
- Sí. Entreno todos los días, de tres a cuatro horas. Hace diez días que estoy viviendo en Bolívar, veré cómo me acomodo; gracias a Rubén Miñola, el director del CEF -Daniel Tejeda- me dio el espacio para que pueda entrenar allí y eso ya es un paso grande.
En junio tengo en Open en Alemania, después otro en Polonia, y después el Mundial en Suiza.
Seguramente debés estar muy orgulloso de tantos logros...
- Sí, porque yo elegí dejar la natación y cambié por el tenis de mesa, que se me hizo como un hábito. Es un deporte apasionante, muy competitivo; uno sufre mucho las derrotas, pero yo filmo los partidos, y miro los que pierdo más que los que gano, los analizo. El Panamericano lo gané por eso, fue en la que era mi ciudad en ese momento, en Mar del Plata; consagrarme campeón allí fue un orgullo muy grande, para mi, para mi señora y mi hija, que estuvieron allí mirándome.
¿Quién te hace de sparring?
- Tengo mi entrenador acá -Claudio Sánchez-, hoy por hoy está viviendo conmigo, después de este primer torneo se vuelve a su casa en Mar del Plata. Veré con quien entreno aquí en el CEF y él vendrá una vez por semana o cada 15 días.
Y espero que venga el entrenador de la selección, que lo ha prometido, que es Fernando Minc.
¿Qué te trajo a Bolívar?
- Lo que pasa es que toda la familia de mi esposa está acá, son de acá de toda la vida. Nosotros en Mar del Plata estábamos "faltos de familia", tengo una nena de ocho años y queríamos que tuviera a sus primos y tíos cerca.
Todos me decían, '¿qué vas hacer en Bolívar?'. Yo creo que estoy haciendo más en 10 días aquí que en Mar del Plata. Entreno en mi garage, en mi mesa -profesional- y con mi entrenador, hoy hacemos la última práctica antes de viajar.
¿Cómo es el calendario de competencias a nivel nacional? ¿hay muchas?
- Son nueve, es casi una por mes, con una concentración de la salección. A eso hay que sumarle los viajes al exterior; en este momento la Secretaría de Deportes de la Nación sólo permite que viajemos los "becados deportivos", o sea, los medallistas panamericanos, que somos tres: un sanjuanino, mi compañero de equipo y yo. Somos los únicos tres, con nuestros técnicos, que podemos viajar afuera. Antes viajamos grupos de 10 ó 15, pero ahora solo podemos viajar los que obtenemos resultados internacionales y los que podemos llegar a Beijing, China, a los Paralímpicos '08.
¿Con qué posibilidades te ves en los torneos en los que vas a intervenir este año?
- A nivel nacional tomo los torneos como un entrenamiento para los internacionales. Aprovecho para pulir los errores, no pngo "todas las fichas" en ellos sino en los otros. Y en los internacionales, en el 2004, en Colonia (Alemania) me fue muy bien; hicimos otro torneo en ese país, en Bielefeld. Sumé muchos puntos, la idea es sumar muchos puntos para estar lo mejor posicionado en la grilla. Yo, en este momento, al ser el primero a nivel de las Américas, estoy segundo en la grilla para el Mundial. Y eso me posibilita jugar con los más accesibles de la llave. Son cuatro zonas de cuatro jugadores cada una, los 16 mejores del mundo en mi clase. En Clase 2 son 20 y cada vez más.
Este año tenés previsto participar en torneos de Clase 1 pero también de Clase 2, ¿cómo es esto de jugar en dos categorías?
- Y..., es para levantar el nivel. En el torneo nacional de este sábado es muy posible que juegue en Clase 3, la más alta. Para que se den una idea, en esa categoría juegan atletas que no tienen ningún problema en las manos ni en los brazos, tienen la musculatura desarrollada en el tórax, sólo no pueden mover las piernas. Es la categoría más competitiva; no me dará resultados deportivos participar en ella pero me da juego y gano en velocidad.
¿Que apoyo has tenido a nivel nacional, además de las becas que mencionaste? Porque el deporte amateur siempre ha sido dejado de lado...
- Sí, más el tenis de mesa. Es un deporte que ha sido muy castigado en los últimos años, si no tenés resultados no hay apoyo. Estamos en un país muy exitista, si no obtenés una medalla no sos reconocido.
Pero yo creo que esta vez, quien está a cargo de la Secretaría de Deportes en el área de discapacidad, está haciendo muy bien las cosas. También está trabajando bien el presidente de FADESIR, José Luis Campos, de Mar del Plata. Nos están apoyando para que lleguemos bien al mundial, eso es importante. Que nos den viajes al exterior, en un país que no está del todo bien, ya es mucho.
¿Sponsoreo a nivel comercial no buscaste o no encontraste?
- Me interesa, pero no se consigue porque supuestamente un atleta discapacitado “no vende” y es muy difícil encontrar a alguien que te sponsoree. Cuando fui a Rio de Janeiro un amigo mío, que tiene una veterinaria muy grande, se hizo cargo de todos los gastos. Pero eso sucede una vez cada tanto. En Brasil y México existen apoyos privados para atletas discapacitados.
Hoy por hoy Tinelli patrocina a un chico discapacitado, que es de Mar del Plata -Alejandro Maldonado-, al que le compró una silla de ruedas de cien mil dólares. Y lo va apoyar hasta llegar a Beijing, sin estar clasificado. Marcelo Tinelli ya hizo punta en apoyar a un atleta discapacitado y eso es bueno.
Virginia Grecco

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 27,20 28,20
Euro 33,00 34,00
Real 650,00 700,00