San Carlos de Bolívar

Cargando datos de Clima...

“Descuidamos el trabajo con la gente”

Diario La Mañana de Bolívar - Información General - “Descuidamos el trabajo con la gente”

¿Por qué Unidad Ciudadana no pudo arribar al Concejo Deliberante, cuando estaba tan bien perfilado tras las PASO?

-No es fácil hacer una lectura, porque uno tendría que realizar una encuesta entre los votantes que no eligieron a Cambiemos, para ver por qué sufragaron así, por qué en la primera elección el oficialismo local sacó sólo el 20 por ciento y las dos listas de Unidad Ciudadana, sumadas, conseguimos un 15 por ciento. Si ves el fruto de esa elección, con los medios que se manejaron, uno podría pensar que si sumaba Ferreyra los votos cristinistas puros, llegábamos al Concejo. Muchos de los que votaron en la primera vuelta a las dos listas de Unidad Ciudadana (Ferreyra y Berreterreix), sufragaron en contra de la decisión del Ejecutivo de haber renunciado a su filiación kirchnerista, no sólo implícita sino explícitamente, ya que participaron de una boleta donde el kirchnerismo no tenía cabida, a punto tal que desde esa lista venían críticas al kirchnerismo, incluso en medios nacionales el propio intendente las formuló a la figura de Cristina y al kirchnerismo en general.

 

Hubo vecinos que siempre habían acompañado al buquismo, que lo castigaron votando a Ferreyra o Berreterreix. Pero después volvieron a elegir al oficialismo.

-Exactamente. Cuando se da el resultado de las PASO, donde Cambiemos saca una cantidad de votos sorprendente, muchos que habían elegido opciones kirchneristas, para no perder el municipio a manos de Cambiemos volvieron a inclinarse por el buquismo, restándole chances a la opción kirchnerista. Aparte, no hicimos una campaña muy intensa. Yo en los últimos días me abrí un poco por razones personales, pero no hubo campaña intensa. Falló una lectura de lo que pretende la gente, que no pasó sólo en Bolívar sino en todos lados.

Algunos evalúan que entre el sector de Berreterreix y el de Ferreyra no hubo una unidad real tras las primarias, y que eso perjudicó las chances de Ariel.

-Si vamos al caso en Cambiemos también hubo internas.

Pero después de las PASO habrían logrado la unidad Criado-Erreca.

-Yo no vi tras las primarias mucha gente de Criado con protagonismo en la campaña ni en la elección. No lo vi.

Por ahí es como en el fútbol, que el resultado tapa todo.

-Y sí, por ahí es así. Está bien, al quedar la lista completa ya algunos dirigentes que podrían ser una referencia quedan desplazados hacia puestos inferiores, por ejemplo el caso de Julio Ruiz. Entonces en esos casos el rol ya cambia, no vas a hacer una elección general mostrando al tercer candidato a concejal, tenés que mostrar al primero, y al segundo si pensás que también va a entrar.

 

Hablando de eso, se analiza que los grandes ganadores fueron Mosca y Morán, más que Erreca y el simonerrequismo, al colocar tres de los cinco concejales que introdujo Cambiemos…

-Pero Erreca sigue siendo una figura convocante. Si las figuras que pusieron Mosca y Morán hubieran encabezado la lista, los resultados no se hubiesen dado así.

¿Hubo errores de estrategia del sector encabezado por Ferreyra?

-Pienso que sí. Quizá se pensó que la suma aritmética era suficiente; se descuidó el trabajo con la gente, realmente. Sobre todo en Bolívar, a la gente le gusta ver a los candidatos, no es como en Buenos Aires, que van a un partido de 300 mil habitantes, y como hace Cambiemos, entran a diez casas, sacan las fotos y después las reproducen en las redes. Acá quieren ver a los candidatos, y en eso fallamos y yo hago mi mea culpa, no es que descargue la culpa en los demás.

¿En otras cosas también fallaron?

-Bueno, no es poco eso que te digo.

Pero te pregunto si considerás que hubo más errores.

-No, no. Quizá no es un error, es una carencia: la capacidad de medios económicos. Nosotros no podíamos hacer publicidad en televisión, radio. Yo a los medios les reconozco que me abrieron las puertas todos, pero no pudimos poner propagandas, no estaba la foto de Ferreyra en todos los programas, como estaban otras fotos. No hicimos pintadas, no pudimos poner pasacalles. Esa época de los carteles pintaditos a mano terminó, la gente se guía por otros parámetros, les gusta ver un cierto despliegue, ahora el marketing político tiene muchísima importancia. A eso lo descubrió Alfonsín, que hizo la primera campaña moderna de la Argentina luego de la dictadura, con afiches bien hechos y presencia en las calles. Eso faltó. Pasa que el Frente para la Victoria no tiene un mango, la guita que hubiese sido para el kirchnerismo fue para Randazzo, porque él se quedó con el sello del Partido Justicialista.

 

PREPARARSE PARA LO QUE VIENE

¿Como sigue la vida política del sector?

-Pienso que se va a dar un gran debate. Se tiene que dar. Hay gente que está muy entusiasmada. Eso es lo que me deja tranquilo. Pero pienso que hay que abrirse a la sociedad. Por ahí ante este proyecto tan elitista, votado por muchos que son sus víctimas, habrá que construir un gran espacio político para encauzar voluntades con vistas a lo que se viene. Una cosa como la que hizo Alfonsín en el ’83, que él convocaba al peronismo, al socialismo, a la izquierda. Va a tener que hacerse una gran concertación nacional despojada de ambiciones personales, cosa que es muy difícil. Es imprescindible, porque la derecha, y esto es histórico, tiene una capacidad sorprendente para unirse contra los procesos populares. En cambio a los sectores populares les cuesta encontrar esa unidad de acción para contrarrestar los procesos neoliberales, que hoy están en boga en el mundo.

De hecho, tras los comicios hubo gente que se alejó del sector de Ferreyra…

-No se alejó del sector liderado por Ferreyra, quizá es un barajar y dar de nuevo. Si te referís a Lorena Mega (en reportaje exclusivo con este diario días atrás, quien ocupó el segundo peldaño de aspirantes a concejales por el cristinismo confirmó su alejamiento), no es que ella pasó a pensar distinto y ahora irá con entusiasmo a votar a Cambiemos. No. Por ahí se producen reacomodamientos.

¿De los cuales surgirá un líder, que puede ser el mismo u otro?

-Un líder o una expresión política que sea la de todas esas voluntades. Fijate que acá hay un sector importante de la población que no tiene representación en el Concejo Deliberante: casi un 23 por ciento. Entonces habrá que hacer algo para que el día de mañana disponga de una herramienta y pueda sumar a los descontentos de otros sectores que se irán dando cuenta. Ahora no tanto, pero después del 10 de diciembre sí, con todas las políticas enunciadas, que son en esencia regresivas en lo económico hacia los sectores populares, porque les recortan derechos. Algunos puntos se van a negociar, pero se implementarán esas políticas, y mucha gente se encontrará en una situación que no pensaba que iba a tener que padecer. Votantes o no votantes de Cambiemos. Entonces hay que preparase. Y para eso hay que tener la mente muy abierta, muy abierta.

Y el ego muy bien acomodado.

-Muy bien acomodado. Tener propuestas claras, alguna serie de puntos claros. Cuando la gente de Unidad Ciudadana canta ‘Vamos a volver, vamos a volver’, tampoco se trata de volver a un pasado, sino a una instancia superadora de la actual. Volver a un estadío donde la gente tenga el protagonismo, donde se puedan debatir sus necesidades. Primero nos dicen que el país estaba en ruinas, y por otro lado, que vivíamos demasiado bien. El país no estaba tan mal, quedó sin deuda externa, y ahora se está endeudando. Es el país del mundo que se está endeudando.

Justamente, le permiten endeudarse porque no estaba endeudado…

-Exactamente.

Cuando la gente despierte y se dé cuenta de cómo estaba antes, y de cómo va a estar en un futuro no muy lejano, tendrá que haber gente que represente a esos sectores, para que no queden huérfanos. Y tendrá que ser gente muy preparada, porque agarrar un gobierno en esas condiciones será muy difícil.

(…) Cuando venga un gobierno popular que quiera poner en orden todo eso, como le pasó a Alfonsín, van a salir a decir de nuevo que es un gobierno populista, que son muchachistas, que nos alejamos del mundo.

 

El doctor Jorge Hugo Ravassi es radical. Se referencia en Raúl Alfonsín, y en estos años en Leopoldo Moreau, a quien conoce desde 1969, cuando comió en casa de su padre ‘Pancho’. Fue concejal por la UCR, y funcionario de Simón intendente (director del hospital y secretario de Salud). En las elecciones de octubre fue candidato a concejal por Unidad Ciudadana.

Chino Castro

Ravassi te hace ‘pelo y barba

-“No hicimos una campaña muy intensa”.

 

-“Si encabezaban los que pusieron Morán y Mosca, el resultado hubiese sido otro”.

 

-“Tiene que haber un gran debate, pero hay que abrirse a la sociedad. (…) Habrá que hacer una gran concertación despojada de ambiciones personales, cosa difícil. Es imprescindible, porque la derecha tiene una capacidad sorprendente para unirse contra los procesos populares, en cambio a los sectores populares les cuesta”.

 

-“Quizá se produzcan reacomodamientos, no es que Mega votará a Cambiemos”.

 

-“Casi un 23 por ciento no tiene representación en el HCD. Habrá que hacer algo para que mañana disponga de una herramienta y pueda sumar a los descontentos de otros sectores que se irán dando cuenta. Ahora no tanto, pero después del 10 de diciembre sí”.

 

-“No se trata de volver a un pasado, sino a una instancia superadora de la actual. Volver a un estadío donde la gente tenga el protagonismo”.


Te encargo la diferencia

“Una cosa es crecimiento y otra desarrollo”, diferencia Ravassi. “El tema es la distribución, quiénes son los que se benefician de ese crecimiento. Hubo muchos errores, y hubo gente que robó, lo de López es innegable y no lo voy a defender. ¿Pero cuál es la tendencia de un gobierno y cuál la del otro? Eso es lo que la gente tiene que ver”, subrayó el médico pediatra, que se jubiló hace unos años como trabajador del hospital. “Hay que hacer ver todo eso, y tener un aparato político capaz de encauzar todo ese descontento que se producirá”.

La Mañana

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 17,30 17,70
Euro 20,65 21,65
Real 555,00 605,00