San Carlos de Bolívar

Cargando datos de Clima...


ENTREVISTA CON TOMAS SÁNCHEZ, DIRECTOR DE LA PELÍCULA TODAVÍA, EN CARTEL EN EL AVENIDA

“La gente se ríe y se emociona, y me encanta que pase eso”

dic. 08, 2018 12:53

en Información General

Diario La Mañana de Bolívar - Información General - “La gente se ríe y se emociona, y me encanta que pase eso”

Un trasplante de corazón pone a una mujer frente a una nueva oportunidad en relación con sus hijos. De eso trata Todavía, película dirigida por Tomás Sánchez, que deja al espectador con un sabor de esperanza, según advierte el director en funciones por el país.

“ES TAMBIÉN UN TRATADO SOBRE EL AHORRO”

¿De qué va la peli, qué le dirías a alguien que te preguntara al respecto?

Tomás Sánchez, vía telefónica desde la CABA: -En primer lugar, estamos muy contentos de que por segunda semana esté programada en Bolívar. La peli tiene un elenco estupendo: Betiana Blum, Hugo Arana, Romina Gaetani, Pablo Rago Víctor Laplace, Beatriz Spelzini, Martín Slipak. Es una comedia, que también emociona. Se trata de una persona a la que le hicieron un trasplante de corazón y que le dieron el alta, y entonces uno de los hijos le dice que se acabó, que ahora se tendrá que meter en la cama para cuidarse. Ella le dice que entonces para qué se trasplantó, si va a tener que pasarse el día viendo televisión. Así es que resuelve tratar de hacer lo que tiene pendiente, y en oposición al hermano, otro de sus hijos la va a ayudar. Es también una especie de tratado  sobre el concepto del ahorro, si el ahorro es sacar de circulación, guardar para cuando uno lo necesite, o es arriesgar, producir para uno y para las nuevas generaciones.

 

LA ‘PRETEMPORADA’ EN PURMAMARCA

¿Cómo fue la experiencia de dirigir a figuras top del firmamento artístico argentino?

-Fue complejo (se ríe). De todas maneras ayudó mucho estar quince días juntos en el norte, en Purmamarca. Convivíamos, compartíamos el trabajo, y a la noche cenábamos, y alguno se ponía a cantar y tocar la guitarra. Eso ayudó a la relación, y está muy presente en la imagen, se ve. Y después, en Buenos Aires, yo vi la diferencia, esa cosa de ir a la casa y luego reunirse para trabajar. Yo atribuyo lo que pasó en todo ese proceso al hecho de haber convivido quince días, y sobre todo en un lugar tan hermoso como Purmamarca. De alguna manera cada uno puso lo mejor de sí, como sucederá en todos los grupos, lo que por supuesto incluye complicaciones que van surgiendo, pero estuvo muy bien y lo volvería a hacer. Y con estos actores, que son maravillosos.

El guión también es tuyo. Nuevamente hablás de donación de órganos, un tema que te interesa bastante.

-.Me parece un buen escenario. Los clásicos, sean películas o novelas, es muy importante dónde son ubicados. Por lo tanto, tratar asuntos que tienen que ver con la donación -material, afectiva, de órganos-, la cuestión de la generosidad, de la esperanza, me parece muy interesante porque configuran un buen escenario para una película. En mi obra anterior, Otro corazón, todo giraba en torno a una familia que está en lista de espera. Es un empresario, prestamista, que se entera de que su corazón no funciona más. Carlos Moreno hizo ese personaje, el hijo era Mariano Torre, y su mujer, Elena Roger. Ellos se enteran de que van a ser papás en el mismo momento en que el hijo se entera de que el padre requiere un trasplante. Como a las personas que están en espera hay que cuidarlas como a un pez, porque no tienen que tener ni una línea de fiebre, él lo trae a su casa. La película trata sobre eso, sobre ese vínculo bajo el mismo techo. Por otra parte, hay una cooperativa que es deudora de la familia, y también está esperando otro corazón de los financistas. Se combinan las tres historias. Me parece que están muy bueno como cuestión, esto del dar sin esperar que empiece el otro, cosa que siempre es fácil de hacer: ‘cuando comience el otro, yo empiezo’. 

En el caso de Todavía, me parecía interesante también luego del trasplante abordar la cuestión de la reinserción de ella, de ver que una persona llega a un momento crítico, que puede ser ese u otro, y cómo eso implica que quede a las puertas de una nueva oportunidad. También subyace el tema de por qué esperar a un momento de crisis para vérnoslas con ese asunto del poder agradecer y el estar aquí y ahora. 

 

“HAY QUE CHARLAR CON EL PÚBLICO, APRENDÉS”

Estás muy involucrado en la difusión de tus películas, acompañás proyecciones en el país. ¿Qué comentarios te llegan, cómo es recibida Todavía?

-Estoy viniendo de Jujuy, donde estuve los últimos días de noviembre. Hicimos presentaciones en el cine, pero también en colegios. Con debates, con invitados. Ahí estuvo el referente del CUCAI en Jujuy, por ejemplo. Ahora la idea es volver a programarla el año que viene, en colegios (en Bolívar el director no podrá estar presente estos días). La obra tuvo como 250 funciones en el país, siempre con debate, con invitados y a veces con los propios actores, y yo siempre estuve ahí. Me parece que está muy bueno eso, yo creo, confío. Hay que charlar con el público, aprendés. Preguntás, respondés, escuchas. Yo puedo llevar mis cosas, peo aprendo de las charlas que tenemos. El poner el cuerpo y estar forma parte de mi responsabilidad como hacedor, es una parte importante de mi proceso de aprendizaje. Busco expresamente eso, me parece fundamental.

Con respecto a cómo es recibida, la gente se ríe y se emociona, y me encanta que pase eso. Uno sale con la idea de una cosa esperanzadora, esto de soportar al que piensa distinto, en primer lugar, y luego incluirlo. Pero en pos de un objetivo común: una obra, una creación, un hijo, un país. Lo más importante es la obra, y uno sale de ver Todavía con esa sensación, la de estar poniendo primero lo que va primero.

Todavía se exhibirá hoy en el Cine Avenida, a las 20.30, y el domingo, a las 18 horas. Dura 86 minutos, es una comedia dramática. La entrada vale 60 pesos (obra perteneciente a Espacios INCAA).

Chino Castro

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 27,20 28,20
Euro 33,00 34,00
Real 650,00 700,00