San Carlos de Bolívar

Cargando datos de Clima...

Lo prometo

jul. 16, 2017 12:12

en Información General

Diario La Mañana de Bolívar - Información General - Lo prometo

Música

Se cumplieron veinte años del álbum “Ok Computer” y los integrantes de Radiohead lo celebraron editando “Ok Computer OKNOTOK 1997-2017”, con ocho temaslados B y tres canciones de esa época que no se editaron: ‘I Promise’, ‘Man of War’ y ‘Lift’.

Luego de “Pablo Honey” (1993), que contenía su super hit ‘Creep’, y “The Bends” (1995), los Radiohead patearon el tablero con un álbum que se desmarcaba de la fórmula conocida de los grupos de la época. En “Ok Computer”, cuyo título fue extraído del libro ‘The Hitchhiker’s Guide to Galaxy’ (1979), una novela cómica de ciencia ficción, los Radiohead se alejaban de esas bandas amablemente guitarreras y de paso, evitaban convertirse en esos grupos que basaban su carrera en un solo tema exitoso.

El álbum se grabó en St Catherine’s Court, una mansión isabelina del siglo XV, emplazada cerca de la ciudad de Bath (al sudoeste de Inglaterra), propiedad de la actriz Jane Seymour. En esos días las discográficas contaban con grandes presupuestos y ello le permitió a los Radiohead vivir y trabajar allí durante seis semanas. La mayoría de los temas fueron registrados en vivo y en la mayoría de los casos quedó la voz de Yorke de una sola toma.

Los integrantes de la banda estaban escuchando discos del tenor de “Pet Sound”, de Beach Boys, “What’s Going On”, de Marvin Gaye y “Biches Brew”, de Miles Davis. “De algún modo éramos muy engreídos - le cuenta el guitarrista Jonny Grenwood a a Andy Green de la Rolling Stone - un disco como “Biches Brew” nos influenciaba tanto que queríamos hacer lo mismo. No nos importaba que ninguno de nosotros nunca hubiera tocado la trompeta. Y aún así teníamos la arrogancia de pensar que podíamos hacer eso.”

Ayudados por el productor Nigel Godrich, comenzaban a alejarse del brit pop y del rock progresivo de los 70’s,  desde el comienzo del álbum pusieron en práctica su espíritu experimental, en ‘Airbag’, tomaron el sonido de la batería de Selway y lo distorsionaron, transformándolo en un loop; en la segunda parte de ‘Karma Police’, una balada que iba en la misma dirección que ‘Creep’, samplearon los instrumentos y la voz de Yorke hasta desembocar en un loop que terminaba esfumándose junto con la canción.

La banda se formó en la escuela Abingdon, Oxford, ciudad de universidades por excelencia. “Gran Bretaña tiene un cierto elitismo que en lugares como Oxford se intensifica - contaron los Radiohead - Todo lo que vale la pena ver, todo lo hermoso y tradicional, queda detrás de una pared muy alta, que está ahí para que los estudiantes o salgan y vos no entres.”

Toda esa angustia y paranoia está reflejada en la parte de la letra de ‘Karma Police’: (“Esto es lo que obtienes cuando te metes con nosotros…”, dice el estribillo de la canción).

En ‘Paranoid Android’ crearon una suite de más de seis minutos inspirada en ‘Happiness Is a WarmGun (Beatles) y ‘Bohemian Rhapsody’ (Queen). “Cada vez que la escuchaba, pensaba en la gente que hace complicados trabajos en las fábricas con tornos industriales, gente que se lastima por estar expuesta…”, dijo Yorke sobre ‘Paranoid Android’, cuya letra exuda locura y violencia. “La paranoia que sentía en esa época estaba más relacionada con cómo la gente se relacionaba entre sí - le cuenta hoy Yorke a Andy Green - Pero yo usaba la tecnología para expresarla. Todo lo que escribía era de hecho una forma de intentar reconectarme con otros seres humanos mientras estaba siempre en tránsito. Tenía que escribir sobre eso, porque eso era lo que estábamos pasando, lo cual en sí mismo destilaba una surte de soledad y desconexión.”

Con “Ok Computer” Radiohead conquistó el mundo rockero aunque alguna gente tenía sus reservas. En nuestro país también había opiniones encontradas. “Radiohead nunca me terminó de convencer - escribió en 2009 el periodista y crítico Pablo Schanton para la revista La Mano - ¿Por qué? Porque su ‘importancia’ (su solemnidad y su ambición los ha tornados IMPORTANTES) dependió siempre de su contexto histórico y del contraste con otros. Sin la comparación con Oasis y Blur, ¿qué habría sido de ellos? ¿Y luego sin Coldplay y Keane? Sin su posición en el mainstraim, ¿sus ‘experimentos serían tales? ¿No resultó muy cómoda y perversamente demagógica su ofrenda a los fans de “In Rainbows” Algo de estas cuestiones había sido formulada lúcidamente por el crítico Ian Penman en la revista The Wire de junio de 2001: ‘¿Puede ser llamado ‘Avant Garde’ algo cuando esencialmente recupera lo que otros hicieron en vez de aventurarse a ser novedoso?, se preguntaba en su crítica de “Amnesiac”, y terminaba así de terminante: ‘Amnesiac’ sólo funciona hasta tanto puedas mantener otros ejemplos, de más peso, gravedad, bravura, fuera de tu mente. El momento en que te remitís a Jeff Buckley o John Cale, PIL o Can, Talk Talk o David Sylvian, el hechizo se rompe.”

En la vereda de enfrente, Diego Mancusi escribió en el mismo medio: “Radiohead subió la apuesta de su debut con un segundo disco más oscuro pero tangible (“The Bends”), en el que todavía se permitieron gritar sus medios y susurrar sus placeres desde un lugar medianamente convencional. Poco después lanzarían el hito “Ok Computer”, la electrónica comenzó a pesar, el clima se enrareció y las estructuras se flexibilizaron, fundiéndose todo un álbum con corazón, pero demasiado complejo como para ser imitado por bandas ‘de ranking’. Sin duda fue una obra maestra que todos disfrutamos, pero ninguno de los grupos de esos días intentó jamás hacer su propio ‘Paranoid Android’. Ninguno se animó a destriparse y exhibirse a sí mismo de esa manera. Ninguno, por ende, alcanzó la singularidad de sus maestros (por algo Radiohead no le gusta a tu tía y Coldpaly sí, digamos). Gregorio Samsa estaba a punto de despertar convertido en un monstruoso insecto.”

En cuanto a las canciones ‘nuevas’ de “Ok Computer OKNOTOK 1997-2017”, destaca definitivamente ‘I Promise’, una canción que los Radiohead la tocaban asiduamente cuando eran teloneros de Alanis Morisette. La grabaron durante las sesiones de “Ok Computer”, luego casi entra en “In Rainbows” (2007), pero tampoco fue de la partida.

En el nuevo clip de ‘I Promise’, dirigido por Michal Marczak, aparece de protagonista la cabeza de un androide que observa desde la ventanilla de un colectivo diferentes situaciones en las calles de una gran ciudad.

La canción comienza suavemente con un redoblante, Tom Yorke canta acompañado de guitarras acústicas y de un ritmo marcial: “No voy a escapar más, lo prometo, incluso cuando me aburra, lo prometo, incluso cuando me encierres, lo prometo / Rezaré mis plegarias todas las noches, lo prometo / No deseo que me difundan, lo prometo,las rabietas y las charlas escalofriantes, lo prometo.Incluso cuando el barco esté destrozado, lo prometo / Átame a la cubierta podrida, lo prometo, no voy a escapar más, lo prometo, incluso cuando me aburra, lo prometo, incluso cuando el barco esté destrozado, lo prometo / Átame a la cubierta podrida, lo prometo, no voy a escapar más, lo prometo…”, canta hermosamente Tom Yorke forzando su falsete mientras la música va increscendo e ingresan los violines.

Nos preguntamos cómo esta hermosa canción quedó ‘enterrada’ durante veinte años (incluso se dice que las cintas estaban extraviadas). Se asume que el carácter acústico de la canción no iba en consonancia con la atmósfera del álbum, pero sí son algunas canciones, tozudas, pacientes. ‘I Promise’ aguardó pacientemente veinte años mientras sus compañeras de “Ok Computer” se pavoneaban haciendo historia en el Planeta Rock, ahora ella tiene su lugar en el mundo, no sólo por el cuidado video que la acompaña sino también por sus valores intrínsecos.

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 16,95 17,35
Euro 20,60 21,60
Real 450,00 585,00