San Carlos de Bolívar

Cargando datos de Clima...

BETO RIVAS DESGLOSA LA FACTURA DE LA LUZ Y FORMULA ALGUNAS ADVERTENCIAS

Lo que la Cooperativa debería dejar de cobrar

may. 13, 2018 12:51

en Información General

Diario La Mañana de Bolívar - Información General - Lo que la Cooperativa debería dejar de cobrar

El contador, ex concejal peronista y ex funcionario municipal en diversos gobiernos bolivarenses desglosó para este diario la conformación de la factura de energía eléctrica que bimestralmente pagamos los vecinos de esta ciudad, y desde esa perspectiva Alberto Félix Rivas formuló algunas advertencias respecto de ítems que la institución debería dejar de percibir en lo inmediato.

Mientras en todo el país en general y en Bolívar en particular estallan retumbantes clamores contra las violentas subas en los costos al consumidor de un servicio básico, que en muchos casos resultarán impagables, Rivas avisa que si la institución con sede en avenida 25 de Mayo se ajusta a las vigentes disposiciones que rigen a los entes prestadores, las boletas a los vecinos de la ciudad cabecera del partido experimentarían una baja en los próximos meses.

Hablando puntualmente de cómo se conforma la factura en cuestión, el experto comenzó su desglose al señalar que “luego del ítem energía neta, la primera ley que aparece es la 11.769. Antes las tarifas eran aprobadas por el Concejo, pero luego esa ley hace que eso vaya al ente regulador provincial, el OCEBA (Organismo de Control de Energía eléctrica de la provincia de Buenos Aires), por lo que el HCD ya no tuvo nada que ver”. La 11.769 “crea un fondo compensador, actúa como moderadora de tarifas, de modo que se nivelen, al asistir a aquellos prestadores que por alguna razón pagan un costo muy alto. Se podía cobrar hasta un 8 por ciento sobre el consumo de energía neta, y en Bolívar se cobra el 5”, explicó el otrora secretario de Hacienda municipal y ex funcionario en entes estatales de la provincia.

“Allí juegan una serie de costos, pero lamentablemente la Cooperativa Eléctrica se ha atrasado en la entrega de sus balances: el último que tenemos es de marzo de 2016. El otro día en el Concejo Deliberante hubo ‘aplausos’ y demás, con lo que no estuve de acuerdo ya que lo importante sería ver técnicamente el balance, costos y etcétera, y eso ocurre en las asambleas”, remarcó.

Con posterioridad, la ley 11.769 se modifica, “y se agregan dos artículos: el 72 bis y el 72 ter. El primero establece un porcentaje sobre la energía del 6 por mil para la provincia, que en compensación dejaba de cobrarle a la Cooperativa ciertos impuestos provinciales, como el Inmobiliario, el Automotor”, etc. El 72 ter., por su parte, fija un porcentaje mayor, del 6 por ciento (de la recaudación de energía bruta, descontando los impuestos), que la Cooperativa “debe abonarle al municipio”. Esto “compensaba las tasas municipales que pudiera cobrarle la municipalidad a la Cooperativa”, continuó el otrora edil, calificado por un amplio arco de izquierda a derecha -según él, con ánimo despectivo- como un mero técnico, antes que como un político.

Luego aparece en la factura de la luz la ley 7.290, referida a las grandes obras eléctricas y que crea un fondo especial del 10 por ciento, a pagar por los consumidores no comerciales ni industriales, es decir los domiciliarios. “Figura allí la ley 9.038, también para grandes obras eléctricas, por un 5.5 por ciento”, añadió Rivas. Las mencionadas normas no eran pagadas por el comercio y la industria sino por el consumidor común, “desde hace muchos años”. Hasta que en 2016, el municipio de Chacabuco planteó una medida cautelar por la que ambas dejaron de pagarse. “Si el consumidor mira la factura, esas leyes ya no están”. Sin embargo, la gobernadora recurrió la disposición provincial, “y volvió a cobrar” esos conceptos. “Hoy Vidal ha renunciado a esas dos leyes, que ya no tenía en el presupuesto, porque cuando presentó el de 2018, no figuraban”, alertó Beto. Aún así el estado provincial comenzó nuevamente a percibir esos ítems en 2018, pero según Rivas, pronto dejará de hacerlo, incluso a partir de este mes, lo que implicaría una caída en el espeluznante costo por el servicio de energía eléctrica que paga una abrumadora mayoría de los bonaerenses.

 

ALUMBRADO PÚBLICO

En otro segmento de este contacto periodístico de la semana pasada en sus históricas oficinas del edificio de avenida San Martín, la otrora espada justicialista en el HCD durante la larga ‘era’ Simón intendente, se refirió al tópico alumbrado público. En ese sentido, recordó los contenidos de la ordenanza 799, de 1991, “que establecía que las cooperativas cobrarían las tasas por el alumbrado público”. Luego surgió la ley 11.769, por la que la actualización de las tarifas pasaba a manos provinciales. “Pero nada se dijo entonces del alumbrado público, que la municipalidad sigue cobrando a través de la Cooperativa Eléctrica”, mientras es la propia comuna la que percibe lo que corresponde a terrenos baldíos y casas sin medidor. “Hoy, la Cooperativa le factura al municipio todos los meses alumbrado público, y lo cobra mediante la recaudación a los frentistas: en la factura va recaudando a cuenta de lo que es municipal”, prosiguió explicando el contador.

Anteriormente, “había en la citada ordenanza aspectos importantes que se dejaron de lado: por ejemplo, todo lo que la municipalidad cobraba de alumbrado público a los terrenos baldíos, debía entregárselo a la Cooperativa para que bonificara el costo total del servicio”, toda vez que la institución “les cobraba a los que poseen medidor, pero no a los que no, a los que también les suministraba la energía”. Trimestralmente, la Cooperativa debía rendir cuenta al respecto: “¿Hoy sabemos cuánto recauda la Cooperativa por el alumbrado público, y cuál es el costo del servicio? No. Pero si existiera una rendición trimestral, sí podríamos”, achacó el experimentado experto.

 

¿COBRANDO SIN CONTRATO?

El surgimiento de la ley 11.769 “deja todo eso de lado”, y entonces la municipalidad local dicta la ordenanza 1.477, que se adecua a la letra de la mencionada norma general. “Y se firma un contrato tipo que nada habla de alumbrado público. El otro día el gerente y el presidente de la Cooperativa salieron a decir que era un convenio viejo, y no es así, porque se trata de esta ordenanza, y a mi criterio se estaría cobrando sin un contrato de concesión, porque el que había creo que está vencido”, aseveró Rivas. Es decir que la municipalidad habría seguido percibiendo el ítem en cuestión, sin rendiciones a la Cooperativa.

En cuanto a la cuota de capitalización, el contador recordó que es establecida cada año por la Cooperativa Eléctrica en asamblea, vale decir que son los accionistas los que tienen la voz decisoria. “En 2017, por ordenanza 419 del Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos de la provincia, se estableció que los entes prestadores no podían incorporar ningún ítem que reflejara un gasto para quien está comprando la energía eléctrica que formara parte de costos. Y ese mismo año el OCEBA, por circular número 10, fijó que las Cooperativas no debían cobrar más la cuota de capitalización”, que en un consumo de 300 kw mensuales “representa un 4 y pico por ciento del total de la energía eléctrica”, calculó Beto, al tiempo que insistió con que “al igual que con lo que ocurre con las leyes 7.290 y 9.038, la Cooperativa Eléctrica de Bolívar debería dejar de cobrar la cuota de capitalización”, lo que quedará al desnudo en las próximas facturas que emita la institución con sede en avenida 25 de Mayo y calle Edison.

Chino Castro

 

 

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 26,80 27,80
Euro 32,60 33,60
Real 650,00 700,00