San Carlos de Bolívar

Cargando datos de Clima...

COLUMNISTA

Cuando la violencia delictiva impone cambios

Escribe: Stella Maris Amín

ago. 15, 2010 15:36

en Opinión

Si revisamos la historia delictiva de nuestro país, nos encontramos con hechos criminales graves que por su impacto en la sociedad, determinaron profundos cambios jurídicos institucionales.
Por razones prácticas sólo haré referencia a tres de estos hechos, que se produjeron en estos últimos 20 años: el “caso María Soledad”, el “caso Carrasco” y el “Caso Blumberg”.
Tres “casos” emblemáticos. Es suficiente mencionar sin más, el nombre o apellido de los que resultaron víctimas, para no olvidarnos de la violencia aberrante y desmedida, que para ultimarlos, aplicaron sus victimarios.
-María Soledad:
María Soledad Morales nació en Valle Viejo,  Catamarca, el 19 de septiembre de 1973.
Y fue asesinada en la ciudad Capital de la provincia, en 1990, por un grupo de jóvenes popularmente conocidos como “los hijos del poder".
El intento por parte de las autoridades de Catamarca de encubrir el asesinato, desencadenó una histórica movilización popular que contó con el apoyo de amplios sectores en todo el país, hasta lograr el esclarecimiento del homicidio
El juicio penal puso de manifiesto las condiciones semi feudales del ejercicio del poder en muchas provincias argentinas y produjo un considerable cambio político en Catamarca.
Este feudo catamarqueño terminó sucumbiendo por la presión social que ejerció el pueblo, liderado por Marta Pelloni, la religiosa católica que se puso al frente de las innumerables “marchas del silencio”.
-El caso Carrasco:
Este proceso judicial llevado a cabo para esclarecer la muerte de Omar Carrasco, soldado conscripto de una unidad militar en nuestro país, repercutió de tal manera a nivel político social, que provocó  la derogación de la ley Nº 3948 que establecía el “servicio militar obligatorio”.
Tras salir sorteado para realizar el servicio militar obligatorio, Carrasco se incorpora el 3 de marzo de 1994 al Grupo de Artillería 161 del Ejército Argentino, en la localidad de Zapala.
Tres días después de su incorporación es reportado como desaparecido y considerado desertor. Pero al mes fue encontrado su cuerpo sin vida, en el fondo del cuartel.
La Justicia Federal no indagó y con ello permitió que el Ejército se adueñara de la investigación. En este procedimiento clandestino, fueron señalados sin pruebas, los responsables de la compañía de Omar a la fecha de su desaparición.
Un año y medio después de que terminara esa controvertida y sospechada investigación, comenzó el  Juicio Oral, en el que se ventilaron numerosas irregularidades en la obtención de pruebas y que no hicieron más que profundizar el ya creciente escepticismo entre la opinión pública.
Las condenas a un subteniente a 15 años de prisión y dos soldados a 10 años calmaron el clamor popular que exigía juicio y castigo a los culpables, pero dejaron un sabor amargo porque no se pudieron corroborar efectivamente las acusaciones.
En las investigaciones que se siguieron por los encubrimientos del crimen, se descubrieron innumerables pruebas que chocaban con la sentencia dictada por la Cámara Federal.
El objeto de la suspicacia general fue que, aunque era evidente que Carrasco había sido golpeado, el hecho de que su agonía y muerte hayan sucedido en un hospital militar, además de haber estado oculto un mes en las instalaciones castrenses, señalaba claramente una intervención de personal de mayor jerarquía que la de los acusados.
Consecuencias políticas: una semana después de la aparición del cadáver, en los círculos políticos ya se hablaba de la derogación del Servicio Militar Obligatorio y tiempo después fue suspendido.
-Caso Blumberg:
En abril del año 2004 el joven Axel  Blumberg fue secuestrado. Un mes después la policía lo encontró muerto, en territorio bonaerense.
No pasaron tantos años desde este crimen brutal, lo que nos permite recordar con claridad los detalles de la lucha de su padre, Juan Carlos Blumberg, que tuvo su pico más alto en dos manifestaciones populares multitudinarias: la primera (150.000 asistentes) al Congreso y la segunda (100.000), a Tribunales, realizadas en 15 días y que apuntaban a reformar la legislación represiva en general, y a una mayor eficiencia del Poder Judicial.
En el mismo año, el Senado de la Nación aprueba la norma conocida como “La Ley Blumberg”, que agrava las penas para delitos tales como secuestros y violaciones seguidos de muerte, etc.
 -Hoy, la inseguridad:
Más allá del análisis de estos crímenes brutales, la sociedad está mostrando hoy, el hartazgo por el aumento de la inseguridad que deja en evidencia  cierta indiferencia e improvisación política en la materia.
La lucha contra el delito, como una de las primordiales demandas de la sociedad, no admite dilaciones y exige soluciones urgentes.
La noticia del bebé que nació por cesárea tras ser baleado su madre y que sólo vivió pocos días porque ya había sido condenado a muerte antes de nacido, redundará como todo hecho dolorosamente  traumático para los ciudadanos, en “un antes y un después del caso Isidro”.
Pero siempre, la muerte de un inocente será un precio demasiado alto y desgarrador.
Le estamos exigiendo al Estado que nos cuide. Reclamo que nace de la misma ciudadanía, nadie lo digita:  se escucha  en las calles, en las radios, se lee en las secciones de los diarios.
Se discute en familia y con los amigos.
No somos “opositores” a nada ni a nadie. Las “víctimas” que caen una a una., día a día, no visten determinado color político.
El Estado (no sólo el gobierno) es el único responsable de nuestra seguridad, pero indudablemente es un tema que no está en su agenda.¡Hay que “ver” lo que se escuchó en estos días!  El Poder Ejecutivo ( la señora Presidenta) culpa al Poder Judicial , los jueces responsabilizan al Poder Legislativo (ellos se ajustan a las leyes) y los políticos representantes de nos., apuntan a la Policía (federal o provincial), a cargo del ejecutivo (nacional, provincial).
Se habla mucho y seguido de los DERECHOS HUMANOS ELEMENTALES violados en el pasado, pero no se pueden desentender quienes nos gobiernan, de los DERECHOS HUMANOS que se vulneran hoy.
Todos los argentinos les pedimos, les exigimos por lo tanto, que se tomen medidas concretas y eficaces para asegurarlos.
No declinemos este reclamo. No nos olvidemos de Isidro.

Andar +

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 27,20 28,20
Euro 33,00 34,00
Real 650,00 700,00