San Carlos de Bolívar

Cargando datos de Clima...

nota 1260 - (3ª Época)

De esto y aquello

mar. 26, 2017 12:35

en Opinión

A Macri se le ha metido en la cabeza, entre otras cosas políticas que no se si tachar de bajo o de alto vuelo, romper y hacer astillas al kirchnerismo que es un poco extenderlo al peronismo todo, si es que se puede separar de lo anterior. En realidad la montonera está más para la cárcel. Y me parece, que lo ideal sería, sin olvidarse de los arriba apuntados,  acordarse de los propios, porque en una de esas se mete en camisa de siete varas; o nos mete. Esos personajes se terminan con dos o tres presos, como aperitivo, y a otra cosa. Porque la gente le está pidiendo a gritos que lleve a la cárcel a unos cuantos, y además, limpiar la segunda y tercera y cuarta línea del funcionariado público, porque quizás no se han dado cuenta que hay mucha subversión por esos sitios; y las cosas se quedan o alargan, o teniendo la herramienta aseguran con malas artes, que no ha llegado.

     Es común en oficinas públicas, hablar mal del gobierno, que las planillas no llegan, que no hay insumos, que no hay ordenadores, que no mandan tinta, y lo que se les viene en gana, poniendo sobre la mesa mentirosa incertidumbre, pues son los que hablan quienes frenan lo poco o mucho que llega y disponen sus zancadillas, a la manera de yo no he sido, que son ellos. No es nuevo. Viene de lejos.  Toda su perversidad te la tiran en la cara, Traspaso y arréglatelas.  Es como esos que cortan todos los árboles habidos y luego te espetan en la cara que está prohibido, y machacan y machacan. Si lo sabremos por aquí. Por supuesto hay cosas que no se hacen bien, pero ellos siempre están en el medio. O sea, que de la segunda y tercera línea en la cosa pública se puede esperar cualquier cosa.  Que a veces algo hay, pero no son quienes deben advertir, pues para empezar, buena parte de ellos no deberían estar.

     Algo por el estilo sucedió la otra noche, en que se le brindó al presidente para su lucimiento el mejor escenario actual, mucho más que la cadena nacional, que muchos apagan, o les trae malos recuerdos. Porque  a la señora Legrand la ve el país entero; y todo aquel que quiere que esto siga cambiando ha quedado con mal sabor de boca, y no por lo que dijo, que dicho está, incluido garrafal olvido, sino  por lo que no dijo. Porque las graderías esperaban  lo que no se dijo, pues están hartas de discusiones sin sentido, ni siquiera bizantinas, sobre como gobernar el famoso y apolillado protocolo, por falta de uso; al fin y al cabo, la calle dice que es hora de pasar a la acción. O sea, a la ley.

     Por eso, me causa pena o gracia, ver a los políticos de tiempos idos, criticando que estuvo mal y retahíla de cosas por el estilo, cuando deberían, públicamente, y con los bombos, agradecerle al señor presidente que no los mete presos, dejándoles el camino abierto para nuevas tropelías, y para más inri, con nuestro dineros. Y la verdad es que la cosa no está para aplaudir. Porque señores políticos -y políticas perdón- está para llorar. Y lo que vendrá, si la gente no sale a defender lo que hay, como catapulta para lo venidero. Pues al parecer el personal se está convirtiendo en convidado de piedra. Y el personal es muy cambiante y está en un lado hasta que anda por el otro; y muy ufano.

     Y por si no bastare, a los gobernantes del gobierno desde hace muchos meses les ha dado  por olvidar peligrosamente, aquello de cría cuervos que te sacarán los ojos, y por si fuera poco cada tanto insisten con alguna figurilla, olvidando que la miel no se hizo para el hocico de los burros, me parece que por ahí iba el burro, perdón los tantos. Y además viene a cuento el que decía mi abuela que era de mucho calado, mi abuela, claro, QUE AL QUE SE HA DE CONDENAR, ES POR DEMÁS QUE LE RECEN. Desconozco si la gente conoce o desconoce al refrán, porque  este viene de perillas al momento actual. El presidente no puede andar por la vida de buenazo cuando han intentado matarle, ni andar viendo qué hacer, pues desde el primer día pretenden echarlo a patadas, que sería matarnos a todos. Y las graderías están  pidiendo a gritos que meta presos y devuelvan el dinero. Porque mirando por entre las palmeras, para cuando caigan, que caerán, ya habrán gastado el dinero en sociedades homónimas y anónimas y hasta con heterónimos en las anónimas; y el fuego purificador.

      Me da pena meter a los cuervos porque les tengo aprecio pero los refranes están, por eso ni pensar en los cuervos que rodean a la señora de la provincia. Y a toda costa  quieren sus ojos, valga el símil. Porque caída ella desparramo oficial y no la salva ni venir a jugar ping pong al monstruo azul.  Y por qué hemos de estar perdiendo el tiempo en sacarnos de encima a los que sobran, cuando es necesario acordarse de los que están, que curiosamente, están para lo que manden. Y hay gente capaz de mandar y que les manden.  Llevamos quince meses dejándoles la calle y ahora no se puede pasar y cuesta  más arreglarla porque la han estropeado  adrede;  y a su gusto y paladar. 

     Que para romper son unos estetas. Valga otro símil. Y sin símil, el lector que es un ciudadano se habrá dado cuenta que en los últimos meses la herida social que ya se presentaba como una cicatriz queloide, se ha abierto de forma desmesurada e infectada, con pronóstico reservado. Y andamos con protocolos, cuando basta recordar que en la bella lontananza llegaban emisarios y maestros para entender en los planes y proyectos educativos de Sarmiento, y en un salto temerario hacia la barbarie,  ahora consultamos con Baradel. ¡Basta de marear la perdiz!

La Mañana

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 17,30 17,70
Euro 20,65 21,65
Real 540,00 590,00