San Carlos de Bolívar

Cargando datos de Clima...

Nota 1265 - (3ª Época)

De esto y aquello

abr. 30, 2017 11:41

en Opinión

Otra vez en campaña electoral. Con lo fácil y feliz que sería quedarnos con lo que hemos conseguido, gracias a Dios pero dejando actuar al diablo con su retahíla de múltiples desmanes, propios de los autores de la grieta.

    En esto de elecciones a cada rato, se ha llegado a tal extremo en la lucha por el puesto que con tal de asegurarlo se llama al diablo a gritos para pactos repentinos o perdurables rotos al día siguiente. Se trata de un lío permanente. Parece mentira, con las cosas que hay que hacer, que es todo, y sin embargo,  metidos en señalar cuáles son más potables. O dicho de otra manera y más real; los menos malos.  Y en todo ese berenjenal que es lo cotidiano, me llamaba la atención estos últimos días, aunque es un parecer, que mientras los malos buscan unirse tras el menos malo, suponiendo que haya quedado algo de otros tiempos, los buenos se desunen o ponen al malo, visto en superficie.

     Quiero decir que es parecido a una percepción o sensación térmica, tan de moda.  O sea, que mientras los de la oposición se las matan callando y se miden y van y vuelven y salen de reconocimiento, como el nuestro que transita caminos y ciudades  y pobrecito, no se le está dando como esperaba porque ahora no es soplar y hacer botellas. De todas maneras ha encontrado palenque en Loma Negra. ¡Vamos Loma Negra! En una de esas termina la obra con cemento más barato. Y espero no se abatate y otra vez pierda los dineros. Tranquilo, que no se largue como loco con la planta depuradora y nos inunde con tanto pozo perforado o los palos de la famosa luz nos hagan zancadillas.

     Pero lo cierto es que la posición de la oposición es atar cabos y en muy  llamativo que el  oficialismo además de salir a tocar timbres desatan cabos en los descansos. Y a mi tal cosa me parece de terror, porque en el medio estoy yo, que juzgo, como juzga usted señor lector; y a los de las dos veredas, llegado el caso, les importa tres pimientos el espectáculo. Que al día de hoy, ninguno de los dos bandos está para recibir felicitaciones. Lo que pasa es que los del oficialismo  en vez de los roces trascendidos deberían echar los cimientos de roces entre los otros. Eso solo causaría furor. Pero no les da por meter en la cárcel a ninguno. Pues en tal caso  no estaríamos perdiendo el tiempo en electores, ni asidos al espectáculo de las corrupciones que no cesan.

     Y me fijaba en la gente local, ahora que está candente la provincia sureña gracias a la herencia recibida, que hay que tener morro para decir tal cosa. Que en nada se diferencia de los dichos urbi e orbe de nuestro intendente entre las palmeras, que semeja a la herencia recibida cuando nuestro campeón asegura con camaleónica mentira que se puede hacer frente al kirchnerismo y se ríe de nosotros y de los dineros volados, mientras fabrica componendas con los kirchneristas. ¡Eso es tener morro! Y lo peor es que el coro de ángeles que le rodea y hace nimbo, lo aplaude, al punto que un concejal decía “veo positivo el hecho de que el Bali vaya como candidato a diputado nacional”  Y presidente ya que estamos. Dale que va.

     Curiosamente yo no le veo ni con buenos ojos ni con malos ojos. Si veo, que no merece estar en puesto alguno y mucho menos en la nación, dado que no ha hecho los deberes. Lo único que falta que los amiguetes le pongan muy bien diez, cuando habría que sacarle tarjeta roja.  De todas maneras, en la provincia los requieren casi de manera cotidiana, y en una de esas quien te dice. El portaestandarte del kirchnerismo, íntimo de las famosas cúpulas quiere ir a la nación lavado y planchado. Votaba con su amigo hasta en contra del campo y ahora con una atroz ramplonería, se quieren cargar el  kirchnerismo, y como mínimo demuestra poca seriedad con sus amigos. Y además, se queda tan campante el hacedor de la grieta local, de la gigantesca obra rota y sin terminar, con los pertinentes dineros perdidos y nunca encontrados.

     Pero sabe y muy bien, que en cualquier momento cae el telón, por eso la premura. Sin embargo, nuestro muchacho en vez de andar por los caminos debería rezar centenares de padrenuestros y avemarías para que el señor presidente siga en su peligrosa tesitura de no molestar a sus amigos.  En consecuencia esta gente no puede ir adelante y usted lector no puede votar nada que huela a bali. El otro día se le vio con una sonrisa de oreja a oreja, pero quieta, coagulada, como pegada, tan artificial, que pregunté después al maserita casi amigo, que anda por ahí y bastante bien parado, se trata de otro que ha pelechado, y van unos cuantos nativos. El asunto es que llamaba tanto la atención, que  le pregunté, si había cerrado la boca por si solo o hubo de requerir ayuda. Según quienes le conocen, está nervioso. Como el otro día con los terrenos.

     Y es cierto, ha caído en los gestos hipertrofiados, y lo atestigua la forma de aplaudir y de moverse, al punto que la sonrisa era de mentira. Nada que ver con la floreciente del los tiempos del Edén, cuando triscaba por los ambientes del dinero y me hacía acordar a unas fotos que colecciono en que está con los grandes  hacedores de la década, exultante entre camaradas, tranquilo y perspicaz, y con la sonrisa debida. Claro que el ambiente es otro, aunque hasta ahora sin quilombo como en el sur; y al cabo solo le restaría decir que es por la maldita herencia recibida. La herencia recibida. Que hay que ser jodidos para tirarnos en las  narices semejante paradoja.  En consecuencia esta gente no puede ir adelante y usted lector no puede votar nada que huela a bali.

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 17,10 17,50
Euro 20,75 21,75
Real 450,00 585,00