San Carlos de Bolívar

Cargando datos de Clima...

Nota 1272 - (3ª Época)

De esto y aquello

jun. 18, 2017 12:47

en Opinión

Por el Dr. Felipe Martínez Pérez

Hay cosas que ya no las entiende nadie, o sí las entienden, y las deja pasar. O las miran por el ángulo equivocado, por falta de luz. El caso es que por segundo año consecutivo los que se fijan en las cuentas de quienes viven a costa del estado le han vuelto a dar al bali la estrella de la transparencia. De terror. Hay que suponer que los hacedores de premios son kirchneristas, guste o disguste, los mismos que hace más de un quinquenio llegaban y nada veían; y hacían oídos sordos a quienes decían algo. Eran otros tiempos, claro, el aeropuerto a toda luz en la noche, por si algún avión desorientado bajaba a visitarnos. Y las cuentas eran excelentes, con grandes y extensas felicitaciones. Hasta los manojitos de cheques eran un primor.  Basta ver el diario en que esto va escrito.  O sea, que otra vez y a pesar de los pesares, el muchacho continúa tan transparente que se lleva el Oscar; y a festejar. Una provincia en joda.   Que vengan a Bolívar esos señores a sumar y restar otra vez. Y sitúen veedores entre los números capaces de ver las aberraciones.  No le  aprueban el Presupuesto y lo premian los de arriba. Y que otra vez faltan dineros según se dice oficialmente en la oposición.

     Es hora que se les llame la atención para que dejen de marear la perdiz porque dan asquito. Espero que alguien les interpele o inicien juicio o lo que sea de recibo, en consonancia con las normas. Porque la verdad que es inaudito. Los bolivarenses deberían votar en blanco en las paso, hasta que se porten como deben, porque la oposición les ha demostrado el vendaval de partidas que salen sin sentido o cambian su arribo. No se puede continuar aplaudiendo a lo peor si de verdad se quiere edificar una República. Por otra parte, se ha visto con sumo displacer que al hablar de las partidas errantes, o compras y ventas sin sustento legal,  en ningún momento se han dado nombres y ahí justamente está el error, porque el día que quieran decirlo ya no estarán en sus puestos quienes debieron hablar, y los otros seguramente han ascendido. Y serán soberbios, como lo que hay.

     Hablaba el otro día con un político local, respecto a que las denuncias deberían llevar nombre, y recordaba, que cuando Robespierre  en momentos ya críticos, se refiere a las acechanzas de los contrarrevolucionarios, sentados a su lado, curiosamente, no da los nombres poniéndolos en la picota, y ellos, luego de tembloroso momento, lo llevan a la guillotina. Y se terminó la revolución. Los silencios son importantes en los momentos extraordinarios. Porque cualquiera sabe que es un arte saber callar, pero a veces callar es madre de desastres. Y en esta faena que nos tiene atónitos por la falta de claridad faltan los nombres de quienes andan en lo que no deben. Y en estas cuestiones no se puede andar acomplejado. Que la historia es compleja y  libro abierto.

     Por otra parte  la gente se está cansando y con razón, de los prontuarios que a diario se traen a colación buscando la primera plana de los medios, siempre denunciados por los dos o tres periodistas que ya sabemos y las dos mujeres conocidas y valientes, pero falta la pena, castigo, sanción o condena para disciplinar y escarmentar; de lo contrario esto es una joda, y tan perversos son de un lado como tontos del otro, al menos eso parece. Sin embargo, sin cárceles no hay República. Y mucho menos si a diario se tiran los trapos sucios y nadie los lava porque los sustraen a renglón seguido. Baste pensar que se han pedido dineros al exterior cuando se hallan en el interior en bolsos y sociedades. Y sucede de manera peregrina, que se echa al ruedo como de suma importancia, si los que son impresentables se presentan o no. O sea, adonde se quiere llegar, se presentan porque los dejan.

     De todas maneras la noticia local a la cual solo le falta la alfombra roja es que al bali le han otorgado el premio a la transparencia que lo vuelvo a escribir para no olvidarlo y que dure para los tiempos venideros. Desconozco de donde ha salido moción tan honrosa pero me pongo un tanto mustio porque al otro prócer local, que ahora, trasiega diagonales se le han pasado las cuentas sin darse cuenta. Y eso que habita alto otero. Lo único que falta que la cucarda haya salido de la escuela de periodismo. O sea, que se ha visto que por aquí todo sigue igual. Como en los años oscuros. Es que por aquí, continúan los aquellos en estos. Aquí lo malo se prolonga; pero hubo elecciones y hubo cambio y hasta cambiemos y entonces por qué semejante sapo. En una palabra nos toman por tontos, pero sabemos mucho de ellos y no son precisamente tonterías. 

     En una palabra que es necesario pensar que el muchacho está muy arropado y no solo  por los amigos de aprisco, que como él están tratando que la cuerda se tense. Parece mentira pero son los amigos que deberían ser nuestros amigos, pero se han empeñado en jugar para el muchacho y en salvar al muchacho y hacer de él un cuadro, al parecer desde lo más alto de la política oficial y que ordenan, aquel o ésta. Pasa de castaño oscuro.  Y ahora parece se han perdido unos dineros de los nuevos dineros pero no importa. Tampoco importa un municipio desmantelado.  Ni todo aquello que el muchacho construyó, destruyó o no terminó. Innecesario y a diez o doce veces más de su valor. Ahora lo terminamos e inauguramos oficialmente y con el muchacho en sitio empinado. Y el dinero perdido no aparece y los gastos son los de antes más los de ahora; y tan campantes aplaudiendo a rabiar. Pero alguien, que no debería, se ríe a carcajada batiente. Total, los  kirchneristas de antaño, se llamarán peronistas hogaño, y a vivir de las graderías. Y dale que va. 

La Mañana

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 17,30 17,70
Euro 20,65 21,65
Real 555,00 605,00