San Carlos de Bolívar

Cargando datos de Clima...

Nota 1275 - (3ª Época)

De esto y aquello

jul. 09, 2017 13:24

en Opinión

Por el Dr. Felipe Martínez Pérez

El otro día miraba la foto del bali en La Nación que estaba en color y con la sonrisa habitual de esas que se pegan a la mañana antes de salir a la calle, mientras afirmaba al menos por la posición de los labios, y aunque usted no lo crea, sin ponerse colorado que “el legado más pesado del gobierno anterior es la corrupción”. Y le salió redondo con ese nuevo lenguaje que le han introyectado en las escuelas que enseñan a entender la patria y los patriotas, a la vez que les escurren el patriotismo.  Me quedé pasmado, porque hay que tener jeta para eyectar semejante frase; y entonces miré otra vez la foto para ver si surgía alguna señal del rumbo, pero trasegando lectura se veía que nunca alcanzaría el barlovento, que iba a bandazo limpio.  De estribor o a babor, y tan pronto se veía la proa, o con descaro nos mostraba la popa. Es decir, y para más inri, un político de diseño actual. 

     O sea, que sin vuelta alguna y con la brújula en mano y ayudado del sextante saltaba a la vista que mentía como un condenado y sobre todo se mentía a sí mismo y a la tripulación. Pero mal, como si no le conociéramos. Mientras el gobierno anterior era corrupto él se dedicó a trabajar en el extranjero de  médico exitoso. Sin embargo se le veía contento por la ciudad mientras montaba palabras sin hechos o frases sin obras; pero eso sí, haciendo muy bien las cuentas pues es una de las fortunas más interesantes de los treintañeros, y que digo, hasta de nonagenarios. De ser un seco, pues nunca dio golpe, a tener dineros a espuertas y hasta chauffeur, que ya es decir, al punto de invertir en diputaciones o senadurías que son costosas; según quienes está en el negocio. Y sin duda, esos ahorros le permitirán un futuro sustentable. Que nunca se sabe.

     Pero, ¡oh sorpresa! se hace el yo no he sido, él no pertenecía al gobierno corrupto, según propias palabras y sin embargo todos los que andan sumariados por decirlo leve son sus amigos y habituales por la ciudad de las palmeras. Y llega a un extremo tal, de tirar hacia delante sin mirar consecuencias, que olvida que a cien metros de mi puerta celebraba por todo lo alto y con gran algarabía, los cumpleaños de la señora presidenta. Y para que nada falte, lo peor, perversillo al uso, obligaba a todos y a todas, faltaba más, a tararear y solazarse. Y ahora como si tal cosa le dice a la señora que es corrupta. Cría cuervos y te sacarán los ojos. Pero no se achica pues “nada de lo que plantean cambiar ha cambiado, y por otro lado, un Gobierno que ha batido récords de incumplimiento”.

   En una palabra, el muchacho cree que el personal es imbécil. El bali solo tiene al lado a quienes ha prebendado y estos no lo quieren perder, y los otros, los aplaudidores no quieren saber que nadie les quita lo pautado, y que sería importante erigir una nueva república, todos juntos. La  verdad, que se llega a tal estado de estupor con la interviú a bali que al final uno se decanta por alquilar balcones y acceder al espectáculo de la total incoherencia  puesto en escena.  La incoherencia que surge y subyace en un juego  que causa pavor. Y él tan pancho, como buen camporita, el mundo empezó hace un rato. Aunque habría que susurrarle al bali que no se ha visto por parte alguna su Edén. Cierto que él y sus amigos han tenido buena cosecha en tierras y frutos adjuntos, siendo corruptos, esto lo ha dicho el bali, no lo digo yo, que son corruptos lo ha dicho el bali, repito, y si hubiera algún juez bien plantado    ya estaría en el banquillo indagado por corrupto, porque él mismo lo acaba de anunciar, denunciar y denunciarse.  Porque él estaba en ello, era arte y parte, y su clarísima faena ha sido dejar derrengado al partido todo y enfrentarnos los unos a los otros. Quiero decir que fue y es el intendente, porque lo único que falta es que no me haya dado cuenta. 

     Espero de algún abogado, fiscal o juez haga lo que de veras hay que hacer en estos casos, pues el muchacho acaba de confesar que el gobierno anterior era corrupto y él era y es, gobierno.  Y por si fuera poco, causa pánico porque es treintañero, y dejando de lado le vaya bien o menos bien en la pequeña singladura de agosto y en la otra, está largado para •”grandes cosas” o sea, quiere ser presidente como aseguraba en las aulas del secundario según sus condiscípulos. Y curiosamente, si Macri no hace, porque no le dejan, erigir una Argentina en serio, por supuesto que puede ser presidente, al menos mentir lo hace como ninguno, como hace tiempo no se veía, porque vuelvo a lo de siempre, qué sabe usted lector de lo que pasa en San Rafael en Apóstoles, o en Logroño; sin embargo,  sabe que sucede en Bolívar y  de quién o quienes se habla o hablamos. Y se puede mensurar, con seguridad, el peso de la mentira.

     En el teatrillo de cada pueblo los balis y podemos son los actores y se les conoce. Y desde el foso se les ve el orillo y eso duele. Y el muchacho presenta mucho orillo, y da que pensar que también ovillo o eso parece y al menos a eso apunta nuestro paisano. Porque el bali aunque se vista de seda mona se queda, y va en el sentido que da la fábula, quiero decir que no es ni más ni menos que un feroz kirchnerista, como lo viene siendo desde que tiene uso de razón política. O sea, que no ha cambiado. Escúchelo si le parece, ya se va a hartar, léalo si quiere que también se hartará, y por supuesto no vote nada que huela a bali, para no hartarse después. Cuando ya sea tarde.

 

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 17,10 17,50
Euro 20,75 21,75
Real 450,00 585,00