San Carlos de Bolívar

Cargando datos de Clima...

De esto y aquello

jul. 23, 2017 19:16

en Opinión

Yo creía, que a la salida de este artículo el bali estaría con el ánimo caído, porque al denunciarse públicamente a sí mismo como corrupto, alguien adicto a la Justicia debería haber actuado de hecho o de alzada, o como se diga, en aras de la patria. O por lo menos del partido. Pero no, falsa alarma. Al parecer, y como está dibujado el cotarro, esta gente le hace bien al patrimonio cultural, pues de otra manera no se habrían visto tantos y tantos dando vueltas por la República en aras de un puesto o de un fuero, a la vez que se ríen a mandíbula batiente del personal. De todas maneras el bali apuntó más arriba. Yo en lo más hondo de mi ser ya lo he declarado persona non grata y mal no estaría que usted lector hiciera algo parecido, pues usted, como todos los habitantes del partido, se han enterado de la perversidad bálica y del papá, el de la clínica desparecida, que miraba que todo saliera bien y estuvieran todos los que debían estar. Llevados a la fuerza, claro.
Pues bien, el bali no ha titubeado en atentar contra sus convecinos trabajadores, y aquí tanto le puede tocar al trabajador directamente, o a muchos vecinos, bien por lazos familiares o bien por amistad; y al cabo, todos debemos sentirnos dentro del agravio. El bali sin que se le moviera un pelo y sin vergüenza alguna, ni miedo a dejar rastros, exigió con una vileza nunca vista en Bolívar, la concurrencia obligatoria a los trabajadores municipales a su coronación con Randazzo, y además forzando a cada uno a llevar diez más. Asentando en el papel distribuido previamente, sus nombres domicilios y documentos, pues de lo contrario PERDERÍAN EL PUESTO. Y por ahí anda, tan campante de un lado para el otro, agobiado por el peso de la patria. Y la gente, o sea, los vecinos, ya que nada dicen, recuerden olvidar su nombre a la hora de votar. Por otra parte desconozco si los sindicatos se han enterado De lo que no cabe duda es que alguien debería decirlo, para que en unos meses, él no se lo diga y a gritos, a quienes callaron. O en un rato, pues no tiene medida ni vergüenza.
Bien lo cierto es que tanto los convecinos bali y Randazzo bien por nacimiento o por productor local tuvieron la genial idea de salir a la palestra electoral por estos pagos, para entrar en calor y para que se luciera quien tanto había bregado por el viejo amigo. Y lo más curioso, que eso no lo van a decir los medios, es que estaban en los aplausos los traídos y llevados en ómnibus -conté cerca de la docena- y no había bolivarenses, salvo algunos y contados, que deambulaban delante del bali y del josé y otros gerifaltes, para que les vieran; y al rato ponían pies en polvorosa por miedo a la puesta en escena. Algo por el estilo me decía el maserita casi amigo, que estaba ahí. O sea, la puesta en valor de la total humillación. A estos bribones, solo les falta el derecho de pernada. Aunque se cuentan desmadres. No olvidar que el poder y el sexo van de la mano. Pero sin seso, claro. Solo le guía el afán de liderazgo y sin mirar quien cae.
Anduve mirando el ambiente, o el mal ambiente para mejor acertar, y me llamó la atención la disciplina, como cuando andas por el mundo y ves los tours y el guía lleva un gorrito verde o amarillo, o la banderita del país, o un altavoz, o nada y al final se pierde alguno; pues aquí no, en Bolívar no se perdió nadie, que iban con acordes de pito; que por la zona del antiaéreo, bajaban de los buses a pitada limpia y pito por allí y pito por aquí les ordenaban camino para la posterior ubicación. A rumbo de pito, claro. Por marchar a sus sitios, y por aplaudir desde las mismos y escuchar el pito con atención, fueron obsequiados con bocadillos de buen tamaño por la avenida Brown. Y se fueron tan contentos, a otra algarada peronista o manifestación de otro color; y si pagan bien en una de esas hasta timbrean. ¡Qué los oficios cambian que es una barbaridad!
Para olvidar, lo que se dijo desde la tarima, pues son las mismas chorradas que han dicho los otros, o sea, que nunca fueron de la señora y porque siempre han sido peronistas. Y me da por imaginarme como se reiría Perón que nunca fue peronista. O sea, que tanto el bali como el señor Randazzo dijeron que la culpa es de los presentes y asidos a algún ramalazo de democracia que el problema reside en que hay que superar el pasado pues eran todos corruptos y ahí se te sale la cadena y hasta la biela, al tener que leer semejantes blasfemias a la patria. Porque se ha llegado a tal extremo de insaciable deseo de poder que dicen cualquier animalada, que dicho sea de paso solo les pueden salir cosas así. El bali con la risa cosida para larga ocasión, a pesar, de que él mismo se denunció por corrupto, y me decía el maserita casi amigo, que sabe bien de qué habla, que por otra parte tampoco trae ninguna novedad, que tiembla de solo pensar que caiga De Vido. Y sabe por quién doblan las campanas, pues es buen campanero.
Personalmente sigo pensando acerca de lo que escribía hace algunos meses, que en nación y nosotros deberíamos realizar un juicio moral a los que ya sabemos y conocemos, como aquel realizado por Bertrand Russell y Jean Paul Sartre contra los EEUU y sus aberraciones en Vietnam. Pues bien, aquí habría que juntar antecedentes y los bolivarenses los tienen y se los callan; y a juzgar. Mediante unos cuantos hombres y mujeres con agallas y con saberes, para el caso. Les invito a leer sobre el Tribunal Russell, incluso había un otrora vecino que Bolívar ama. Cortázar.

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 17,10 17,50
Euro 20,30 21,30
Real 435,00 570,00