San Carlos de Bolívar

Cargando datos de Clima...

Nota 1279 - (3ª Época)

De esto y aquello

ago. 06, 2017 11:28

en Opinión

Hay  45  partidos políticos en las primarias. De hecho y a tenor del rimbombante nombre de PASO están al menos en discusiones internas que usted debe remediar-les, y a veces, ni siquiera eso, pues solo es para libar otro néctar; que tiene miga arreglarles los asuntos a buena parte de los que nos desarreglan la vida. A donde se ha llegado, pero tal paradoja asegura que hay dos centenares de personajillos que se van a hacer el agosto, porque sabido es, que en muchos casos no gastan sino que dividen. Que al fin y al cabo hay mucha gente que no se nutre sin la teta del estado. Y es ubérrima. Mucho timbreo y chorradas y ahora se desgañitan para que vayan a votar, y justo los que se hartan de la tramoya son los propios.

     Es hora de que alguien tome en cuenta que las capas medias que son las que trabajan para ambos extremos, están hartitas y esperaban cárceles. Ahora falta que haya que usar los colectivos y el choripan.  Y el asunto lo ha puesto tan peliagudo el señor presidente que de alegrarnos dentro de unos días, por un descuido insólito pueden alegrarse otros. Curiosamente es tremendo que se llegue a no saber que por última vez la Argentina se gana o se pierde y estaba ganada; porque curiosamente ellos la habían perdido. Momento para el crecimiento. Hay que tomar conciencia que no están solo en juego los votos sino que en ellos se halla el futuro de Argentina, es decir de Usted y de sus hijos y de sus nietos.

     Y no hay otra, y sin embargo, Argentina peligrosamente está tomando el camino del suicidio, se está al borde de un suicidio colectivo y sin comerla ni beberla el ciudadano común. Por lo tanto, cada uno sabrá que hace. Si es adicto a los que el otro día votaban  por la corrupción incluido nuestro muchacho y su amo, o se inclina por lo que aunque parezca mentira es mil  veces mejor y no queda otro remedio. Porque no se explica que casi estaba todo resuelto y ahora los titulares del algunos columnistas hablen de guarida al referirse al Congreso. Y lo más curioso y con todo respeto es que  cuando estábamos respirando y contentos al presidente le da por llevarnos por el camino equivocado o al menos por el camino que ninguno de sus votantes había pedido y recuerda a un camino peligroso. Por los precipicios, vio.

     El país de los buenos y el país de los malos. El país de los que quieren trabajar y trabajan y el país de los acostumbrados a que les paguen por no trabajar, el país de los que comen de acuerdo a sus entradas y el país de los comen sin trabajar; y con langosta chilena si es posible. Una Argentina sin ansias  ni enjundia. Así no se puede andar. Es de esperar que la semana que viene por lo menos gane la postura presidencial, no importa si por poco o por mucho, para en octubre copiar a Francia que cuando la Le Pen está a un paso del poder, alguien, que precisamente no es el Duran Barba, desenvaina el miedo y la otra desaparece.

     A  mí lo que más me llamó la atención es la batalla campal con pedradas de energúmenos, por qué fue eso. Siempre al oficialismo por haber llegado al extremo de tocar a uno de ellos; al cual han defendido con dientes y uñas y con palabrotas y frases de Monipodio, sin importarles quedar mal, que es lo que ha sucedido. En realidad no han quedado solo mal, han quedado hundidos, embarrados en el lodo de su propia maldad; si se sabe o se quiere ver, algo poco visto por estas coordenadas. Me acordaba mucho del bali, me lo figuraba temblando por ser tan amigo del expulsado virtual, pero seguía en lo suyo. A medrar que es salvarse. Y el bali siempre, no sé por qué, me recuerda al dinero, y pensaba cuanto habrá costado doblegar almas, en contante y sonante, y salvar el pasado. Digo así porque sigo pensando que el único que ha ganado es el oficialismo.

        Lo que no sé y ello me produce tremendo displacer, es si se han dado cuenta o no; porque lo aprovechable si se puede decir así, es que ellos, como antes el bali, y hace un rato el marquitos, han dicho sin que les pregunten que son corruptos por el pasado que los posee y les pisa, y lo que se vio claramente y esa es la tragedia duradera, que hay un segmento de gente que quieren y aman la corrupción y los que votaron en contra de su expulsión son sus representantes. Lo tremendo es que hay muchos y la Argentina viendo esto que se ve, no lo ve el barba y no se arregla jugando un partidito con la señora y además a la gente no le gustan ya esas imágenes, la gente quiere cárcel, el otro día dadas las palabrejas ya podían haber metido a unos cuantos con fueros o sin ellos. Pero parece que salvo a la gente que trabaja y sufre, les interesa llegar a Venezuela.

     No está demás traer a colación la cantidad de nacionales que les hubiera gustado que a Lanata le rompieran la cabeza -lo han dicho- porque desde hace años viene sacando papas del fuego, para que después los políticos, TODOS, las dejen enfriar. O sea, ¿qué Argentina tienen en la mollera? ¿ y, tienen mollera? Y otra vez me da por acordarme del bali que no le queda otro remedio que seguir adelante y ver que sale. Porque después de esta votación es de suponer que el muchacho ya no tendrá cabida en las huestes de la señora de la provincia que es donde tiene pensado pasarse si la cosa no anda. Por ahora le ha enviado un chequecito para comprar trescientas sillas para el campus. Y al final, dos horas de Lanata valen más que todos los timbres juntos.

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 17,10 17,50
Euro 20,30 21,30
Real 435,00 570,00