San Carlos de Bolívar

Cargando datos de Clima...

Nota 1293 - (3ª Época)

De esto y aquello

domingo 11:31

en Opinión

Por el Dr. Felipe Martínez Pérez

Que interesante se ha convertido, al menos para mí, escribir en paralelo y  relacionar que lo que sucede en España y lo que acontece por aquí presentan algunos rasgos en común. Tan parecido en todo que hasta da miedo de futuro por los que andan, todavía, dando vueltas, aunque se van dando cuenta y cuentan menos. Por la simple razón que se atisba la luz después de arduo camino. Un camino hecho al andar de la gente, que no digo pueblo para que no surjan dermatitis.  Tampoco hay que olvidar que los que siempre pagan los platos rotos, son siempre los arriba nombrados que sostienen con sus hombros la nación. Y lo parecido, que el catalancillo es un cobarde ladronzuelo que huye.

     El nuestro nada tiene que ver con semejante calaña, pero  no le ha quedado otro remedio que ser valiente. A  Rajoy y cohorte les parece que han ido demasiado lejos y eso, que quien se ha ido lejos, ha sido el tristemente célebre causante de los graves problemas. Y ahora, y de este lado del charco, nuestro presidente -que también es mío- al parecer no ve con buenos ojos las cárceles, y en un acto solemne ha montado en cólera; y se ha enojado mucho, pienso que en demasía, por un hecho trivial, a juzgar por las características expuestas por la Justicia en los últimos años que no ha puesto empeño en trabajar a puertas cerradas. Y se ha enojado  porque han trascendido las fotos y videos de la detención de Boudou.

     En primer lugar, me ha llamado la atención tanto desasosiego por un desgarramantas que llegó a ser vicepresidente de nada más ni nada menos, que de Argentina. Que se torna obsceno ver a donde se había llegado, y para no quedarse corto se ha reído a carcajadas de la nación y de cada uno de sus habitantes, o sea sus paisanos, incluidos los habitantes de Puerto Apache, sus ex vecinos. Y el presidente se ha enojado por el circo. Es la palabra que ha usado él, o sus subalternos, que para el caso es lo mismo, aunque no lo sea. Desde los romanos los políticos no han hecho otra cosa que circos con episodios de pan a su pesar, e incluso edificar naciones.

     No me gusta quitar méritos a quien los tiene, como el señor presidente, aunque pocos hay con ese tesoro en la política actual; al punto que la mayoría no saben ni hablar, porque para ello primero hay que leer y mucho. O sea, la cultura da ideas y la manera de trasmitirlas. Que no es lo mismo que el concepto que alude a la cintura política, que estos de verdad hay pocos, no importa si para bien o para mal. Con ello, quiero decir que el señor presidente, con el mérito en justo sitio, ahí está y bien está, gracias al circo contrario. Y las funciones no eran las clásicas, tarde y noche, sino una larga función de veinticuatro horas. Ni una más ni una menos. Y eso es, justamente, lo que no gustaba a quienes gustan de este circo, que es de esperar multiplique los malabaristas que es lo que han sido y quieren seguir. Por tanto no hay que temer al circo y menos ahora que están prohibidos los animales; que da temblor pensar en el coliseo. Pues bien este circo esperaba la gente, video más o video menos. No quitemos ahora el circo que demasiado nos ha costado la carpa. ¿O existe algún miedo?  Porque falta que les duela que por fin, la ley se ha puesto en marcha.

    Y viene al caso Cataluña, ese trocito de España, donde se vivía fatal con un desgobierno de ladrones perversos, reconocidos por toda Europa. Y ahora que se da por terminada la fantochada se arrepienten de haber encarcelado y otras cuestiones y se muestran como ateridos por el  espectáculo. Quizá piensen en un circo. Quiero decir que se arrepienten de hacer bien las cosas, porque saben que en el fondo estaba mandado hacerlas mal. O sea, sana sana colita de rana, si no sana hoy sanará mañana, como ya he escrito domingos atrás. Parece que no hay que endurecer el palo con el malo que lo que está mandado es que con los unos o con los otros y mejor con los dos se escindan las naciones y los habitantes;  y el eterno enfrentamiento.

     El cobarde Puigdemont buscaba dos cosas. Romper Cataluña y enfrentar a todos los españoles, por el momento de Cataluña ha hecho una piltrafa. ¿Hay que perdonarlos y no mostrarlos llorando en público? Y con los nuestros parecido. Es decir que un señor tan atildado como el Boudou no puede ser exhibido en pata pero si podía dar su domicilio en un médano. Es hora entonces de dejar de marear la perdiz y ver si de una buena vez crecen políticos incorrectos. Y por aquí como por allá, recién cuando el agua llega al cuello toman las medidas que hubieron de tomar meses atrás e incluso años. Pero resulta que por allí corría el dinero y por aquí el dinero corría también. Corrían carreras a ver quienes robaban con más ahínco.

     Por aquí lo enterraban y lo ponían en paraísos del mundo, previo paso, por entre las palmeras y derecho al sur y los de allende la mar, tenían paso libre por los dos bancos, que al cabo, se han ido de su república bananera. O sea, a corromper que se acaba el mundo. Pues ahí se ve, que cuatro tipejos allí y otros tantos por aquí, se han dado el lujo de robar todo que se ponía a mano, y asociarse para romper conciencias y cerebros, que quedarán así por varias generaciones. Porque aunque todos estemos con paraguas dirán que está soleado, y los corruptos con abultadas cuentas seguirán siendo ejemplos sociales. Porque, al fin y al cabo, con las piedras no se puede hablar, ni hay que hablar, porque estos personajes impregnados de balis y podemos, se hallan constituidos por tejido inorgánico.

La Mañana

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 17,30 17,70
Euro 20,65 21,65
Real 555,00 605,00