San Carlos de Bolívar

Cargando datos de Clima...

Nota 1294 - (3ª Época)

De esto y aquello

nov. 19, 2017 13:04

en Opinión

Por el Dr. Felipe Martínez Pérez

Al parecer y dada la costumbre, el patriotismo que sustentan los congresales en el Congreso y que es necesario para edificar la nueva y necesaria Argentina, se sustenta en un toma y daca. No pueden con su genio. A la vieja usanza pero con mucha democracia. Usted apoya el presupuesto, aunque no le guste, y de inmediato surge la partida para la obra; que es de suponer que en el mejor de los casos y después de lo que ha llovido ha de servir para eso, para la obra. No como hemos visto por la patria chica, incluso hasta hace unos días, con la múltiple faena sin empezar o no terminar. Por otra parte, la obra es lo  esperado, y son conscientes no les queda otro remedio. Con seguridad algo se ha de perder en los traslados, pero ya los tiempos han cambiado. Claro que tales acontecimientos implican que el tránsito deje algunas cosas o todas como están.

     O sea, que para acallar disturbios o desvío de rumbo, mejor no apurar condenas. Y en eso anda el legislador Pichetto, en la práctica alférez del presidente, y como tal, quien lleva el pendón de toma y daca, que es  nudo gordiano de esta transición Argentina; o sea, que a pesar de buena parte de los contendientes, necesaria y con tránsito asegurado. Y ese es el miedo de los presos actuales, en particular el portaestandarte de todo el estropicio, el gran amigo del bali y habitual visitante de este pueblo. Porque de alguna manera tiene razón, o todos o ninguno. Pero la señora no está para dádivas ni para el aplauso. Sálvese quien pueda y a otra cosa.

     Porque a decir verdad, las cosas son distintas a lo que se piensa y se pierden o desflecan en el aire y lo que debiera ser no cuaja. Que la cosa es distinta y los dueños de la perdiz saben que las gentes andan por otro lado y no profundizan. Si les dan bicisendas, las usan y si no están no las usan. Así de sencillo, basta ver las placas de la Universidad de las que se hablará próximamente que hay puesta en un edificio innecesario y pagado varias veces y el dinero extraviado. O en otros sitios. Y ahí aparece el bali junto al presidente. ¿Qué se busca? Pues bien, da náuseas o al menos a mi me las da. Han jugado con el dinero y ahora juguetean con las conciencias.

 

    Me da la impresión, que no toman conciencia que han ganado porque la gente no quiere perder un futuro; y curiosamente buena parte de la gente que nombran es para llorar. Los políticos actuales han ganado gracias a las denuncias de dos o tres periodistas y una o dos diputadas. Sin embargo, ahora se propicia no prender el ventilador, que quede todo como está. La triste realidad es que todos han buscado la banca y los que la tienen no la quieren dejar con la anuencia de casi todos. Y uno se pregunta, ¿y para eso hemos trabajado? Pues sí, desde tiempo inmemorial se ha trabajado para ellos y si bien algo cambia y mucho ha de cambiar, incluso en la Justicia, llama la atención la existencia de quintales de  broza en el camino.    

    Todo el trabajo que hay que llevar a cabo para hacer una Argentina seria pasa por el dinero, el que hay que invertir que vendrá de los préstamos y de lo producido por nuestro trabajo. El de los ladrones que es nuestro, escondido. Y la espalda la pondrán  los de siempre. Y éstos, siempre atrasados en crecimiento económico y cultural. Habría que pedirles el dinero a los podemos y balis argentinos que, oh sorpresa, soldados de De Vido, todos o la mayoría, con el  dinero faltante a buen recaudo; escondido y en empresas. Pero no lo devuelven y ríen a carcajada batiente; o sea, que algo no anda bien. Y al parecer seguiremos en lo mismo. Alguna industria, carreteras y aviones, muchos aviones. Pero para llegar a ellos no hay buses ni trenes que hubieran sido prioritarios. Y los jubilados a la deriva. Y muchos que se llenan la boca de argentinidad han empezado haciendo sus pininos por Pami y Anses. Buena parte de ellos, y los que conocemos,  aunque parezca  mentira, empiezan robando a los jubilados.

     Se está llegando a un extremo tal de idiotez, o tupida estupidez, que para el caso cierra igual, en la cohorte de personajes que niegan la realidad, y que no cesan, que al cabo entra un desgano que se derrama por todo el presente. Parece por momentos que se extinguen, pero se cae en la cuenta se trata de un espejismo, porque están desertizando las relaciones sociales. Al punto que para no herirlos invitan a callar. De todas maneras siempre habrá personas dispuestas a hablar.  Lo cierto es que balis y podemos hacen ruido, aunque merman, singularmente porque buena parte de ellos están blanqueando su pasado. Eso sí, con la ayuda de los políticos del presente, que ya es decir, cosa de no creer. Un caso emblemático, el nuestro, sacrificado por la patria que falta poco para que se embolse doscientos mil por mes y de carambola, siempre hacen carambola los peores. No sirven para nada, pero especialistas en carambolas.

     Especialistas en tramoyas que les inhabilita para mostrarse al tono de los demás. Y ahí están, orondos por el mundo, cuando de una buena vez deberían entrar a los sitios que para ellos tiene el Estado. Sin embargo parece que éste tiene miedo o algo parecido. Tanto publicitar allá lejos la cárcel recauchutada para gente vip y al cabo les da miedito cumplir con su deber. Con lo que la gente quiere. Da vergüenza el hecho de andar discutiendo que hacer con ella. Si se la deja asumir o no. Si es mejor que forme su batallón o no. Y los meses pasan y los años se pierden. Cabe preguntarse si ese es el circo que nos tienen  prometidos. O sea, huesos para pasar el rato y afilar los dientes.

La Mañana

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 17,15 17,55
Euro 20,35 21,35
Real 540,00 590,00