San Carlos de Bolívar

Cargando datos de Clima...


Nota 1312- (3ª Época)

De esto y aquello

mar. 25, 2018 10:45

en Opinión

Por el Dr. Felipe Martínez Pérez

A decir verdad, venía ladeándose el futuro de este reciente pasado de apenas tres años, pero en los últimos días se han visto cuestiones que una democracia no puede soportar y menos que buena parte de la justicia sea la hacedora de los pormenores y de los pormayores. Y lo peor es que ni el legislativo ni el ejecutivo y mucho menos el judicial parecen con ganas de cambiar, aunque dicho verbo se está convirtiendo en algo sosito y descafeinado y más allá de la bronca del presidente, porque ahogado el niño, Maria tapó el pozo. Y no es para menos, pues sucede que nos están robando la esperanza; los unos porque no dan en el clavo y los otros porque de continuo hacen uso de los clavos y nos los ponen en el camino para que nos pinchemos las conciencias y el futuro. Y al cabo uno se pregunta si era esto lo que se buscaba o si como es habitual por estas latitudes, nunca se acierta con los hombres ni con las mujeres. Los políticos y las políticas, y las decisiones políticas de ambos géneros.

     Muy contentos estábamos tres años atrás, pero de a poco nos fueron instalando la incertidumbre. Y los agobios. En realidad, se puede aguantar un tiempo el agobio económico, pero no la dilatada y triste incertidumbre. Tenemos un presidente que quiere pasar a la historia como quien cambió la faz de esta Argentina, pero seguimos en  caída libre desde que cada argentino y todos juntos, se vistieron de Pilatos para echar a Illia. Desde entonces transcurre  un suicidio colectivo. Es lo que salta a la vista. Desde entonces el gran teatro del mundo argentino tupido  de actores y actrices mediocres, que no siven para nada, pero cambian de un puesto a otro sin estar a la altura de ninguno. Desconozco si el presidente se asesora a si mismo o continúa con pedantes asesores. Porque la verdad que asistimos  a titulares en los medios siempre los mismos y ahora los pocos que estaban adentro empiezan  a estar afuera porque siempre hay cuestiones de forma, que tan bien se saben jueces y compañía.

     Falta que entremos a cobijarnos y ellos queden afuera. Mal no estaría mirar a los rusos. Cada vez quieren ser más rusos, apelando al pasado, con todas sus variables que forman parte de su grandeza. De  nada se arrepienten.   Sin embargo, por aquí siempre adorando al becerro de oro, que unas veces es un futbolista o varios, que desconocen los impuestos, otras son gremialistas que nunca o casi nunca han trabajado y no aportan,  otra son políticos, que cuanto más duran más emerge su dureza para cualquier trabajo. Y ahora la Corte le dice a la expresidenta que descanse unos meses, y otros jueces sueltan a quien le ha importado tres pimientos el estado quedàndose con miles de millones. Eso sí, a quienes trabajamos y hacemos patria diariamente, te arman la de san Quintín si olvidas tus deberes. O sea, la afip recategoriza sin preguntar a los de abajo,  porque le da la gana o porque así es la ley. Pero ellos aducen secuestros o gritan ser presos políticos. O sea, que el famoso ente estatal pierde fuerza cuando se trata de grandes fuerzas con sabor a verde.

     Me preguntaba el otro día a sabiendas que somos los médicos peores pagos del mundo, los africanos cobran más, digo, cuantos millones de visitas a cien pesos que paga pami ha sustraido al país el secuestradito. Y da ochenta millones. Y cerca de un millon de jubilaciones. Y nadie juzga por mala praxis.  Y  Mauricio a lo suyo, que no se sabe que es y es de esperar la recuperación. Y el Papa a lo suyo que si se sabe, romper y profundizar resquemores. Esto parece en joda. Que un Papa y argentino ahonde el abismo y divida a los católicos ya es que algo discurre infectado  por la sangre del Plata. Pensar que en tiempos idos separaban las aguas para pasar a la tierra prometida. Pues por aquí, atados a la esperanza, esperando una avalancha de individuos capaces de extirpar el marasmo, de llevarnos por los caminos de la patria a edificar patria que hace mucho tiempo no se hace y mimamos a balis, baradeles y baradelas.

     De todas maneras viva patria que la directora del FMI ha dicho que “los dos años del gobierno de Macri han sido asombrosos”. Que nos ha ido mejor no cabe duda, ya con el solo hecho de ciertas ausencias; sin embargo, nada que de lo que había que arreglar está arreglado, porque la famosa grieta cada vez es más corpulenta, aunque parezca otra cosa. Y en ese caso no está demás entender en la palabra asombroso, porque no ha sido ni maravilloso, ni sorprendente, ni prodigioso; y si un tanto desconcertante. Y en una de esas y viendo como está la gente hasta podemos caer en la primera acepción o definición que es susto. O quizás se ha excedido la señora, acostumbrada a los éxitos, y a ganar quinientos mil al año. Pero no todo está perdido.

     Si nos colocamos enfrente del municipio local, desde la plaza que bali bautizó  Centro Cívico, se puede ver que al municipio no lo maneja el intendente que nadie votó, sino un triunvirato en el que está junto al bali, siempre el bali, el bali que no cesa, y el señor  Mosca que ayuda a los que no cesan. Da sus réditos. Hemos comprado camiones, barredoras, motoniveladoras, y cosas y muchas casas. Espero no pase como en el reinado bálico que al no haber dinero, que siempre se le perdía, el acreedor se quedaba con el objeto. Incluso, rabiosa por el maltrato, una motoniveladora o algo así, escapó del pueblo, en nocturnidad, y por sus propios medios.  No se encontró porque los baqueanos perdieron el rastro. Tambien es cierto que no trajeron los perros indicados. O quizá por el pago había demasiados perros, como ahora hay mucha mosca.  Enterrada o en frutos del país.

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 27,20 28,20
Euro 33,00 34,00
Real 650,00 700,00