San Carlos de Bolívar

Cargando datos de Clima...

Nota 1318 - (3ª Época)

De esto y aquello

may. 06, 2018 13:43

en Opinión

Por el Dr. Felipe Martínez Pérez

Con la gente que hablo a diario y es mucha, o al menos suficiente para un aceptable universo estadístico, a la manera de barómetro social, dicta casi a partes iguales un notable  cabreo al presidente y notable rechazo al bali y su gente, gracias al malestar que no se quiere  resolver. Curiosamente son dos problemas grandes que quedan por ahí y no se resuelven y que tienen que ver entre sí, aunque parece que no, pero ahí justamente reside el problema, que si uno no cambia además de hundirse  no hará cambiar al otro y si el otro no va a donde  debe, es que el primero insiste en negar la realidad; y la pregunta es concisa ¿está perdido el presidente? o está perdido, adrede, quien lo asesora. Porque  la verdad es que las cosas no se pueden hacer peor y la gente espera que diga algo para al día siguiente tomar conciencia que ya no está sobre el tapete; o falta el tapete.

     Un país como este y en estas tristes condiciones no se hace regalando dólares a quienes los despilfarraron y los tienen escondidos, pues la cantidad extraída del Central, fruto de los argentinos, solamente puede ser hecho a sabiendas; y sin sentido patrio, para empezar. Y el señor presidente a esta altura debería tomar conciencia que aquellos que se han jugado y le han sacado las papas del fuego por tres veces, ahora están tan cansados que les importa tres pimientos. De la misma manera se ve el cansancio en los tres o cuatro periodistas que les han dado servidos en bandeja de plata, nombres de estos y de aquellos; y nada. ¿O alguien esperaba esto? No.

     Estos señores suponen con cierto asidero que tanto se ha abierto la boca en libertad, y tantas verdades se han dicho,   que ocurrirá  como en las dictaduras, en las dictablandas, y las democracias enfermas, que como es habitual no queda otro remedio que  votar al menos malo; y hoy por hoy, existe uno solo, aunque desorientado. Claro,  que donde uno se descuide puede haber algo, pero está demasiado orientado hacia donde no debe. Y lo curioso, y viene al punto, en La Nación uno de sus pesos pesados escribía “el drama de haberle ganado a Cristina …”.

     Que  Macri ha derrotado a Cristina. Insólito. En primer lugar con  eso que no veo TV se me pasó el partido y en segundo lugar porque parece se han quedado en el redil, hasta que aclare o que anochezca, si se atreven.  Pero lo curioso  es que en las urnas la habíamos derrotado nosotros y nos la ha reverdecido él, el presidente, al parecer para hacer un picadito. Pero si se profundiza no está muy derrotada pues después de tres años, está vivita y coleando y suelta como todos sus amigos. Y amigas, claro. Pues vaya ganancia. Y para semejante hazaña ha perdido las capas medias. ¡Grotesco!

     Y en el reacomodamiento de  hombres y mujeres del oficialismo parece que se alejan los que más valen, o eso parece, porque es curioso cómo se desdibuja el material humano o será que se esperaba tanto que todo parece poco. Sin embargo, flaquea la ética y la estética. Todo es tan extraño, que anuncian renuncias para dentro de meses y después que tiran la piedra al no poder esconder la mano dicen que saldrán antes, y los unos odian a los otros y temen el castigo de los otros a cada uno; y al final, lo que se ve son realineamientos de peronistas que están en el gobierno, que son muchos, y no quieren perder  estado; y se lo ponen feo  a quienes desean entrar al pro. Al cabo rencillas de familia y trapitos al sol, pero ante asuntos de peso pocos han querido y muchos no han querido y que hubieran hecho una Argentina distinta en la que sin ser el Edén viviríamos mejor; y hablando de todo un poco con eso de que el bali vive lejos de nosotros, y ha perdido las uñas por la foto, no se sabe bien si ha dado el paso al pro gracias al protector o sigue a su aire, ayudando, buscando como es habitual conchabo bien arriba.

     Hay que recordar, sobre todo porque no quieren se  recuerde. Yo voy a seguir dándole a la matraca, puesto que pasa el tiempo y los gobernantes o el jefe de gobierno no dan con la matraca a quienes la tienen merecida. O no quieren. O  no se atreven.  De cualquier manera hay traición porque la gente esperaba y sigue esperando, cárcel. Las inversiones buscadas, tardan en encontrarse.  Necesitan ver un horizonte acorde con su negocio y la expansión a no muy largo plazo; pero no solo dependen de las cuestiones económicas que se brindan. Venir al país es otra cosa, de más importancia, dado los tiempos que corren que visto desde la razón imposibilitan volver para atrás, pues a esta altura sería peor que Venezuela. Pero no hay que olvidar porque se los ve a diario que hay argentinos que poco les importaría volver a esos ayeres.

     Los inversores  preferirían un perfil ético y estético por encima de lo básico para expandir sus negocios. Y la verdad que estamos lejos todavía. Mientras los que tienen el dinero robado sigan sueltos y comprando dólares,  no nos verán con buenos ojos; y mientras el presidente se empeñe en llevar al Legislativo quienes deberían estar a la sombra, nadie podrá estar seguro del porvenir. En realidad, no se sabe bien a que se juega, ni la jugada de  cada uno de los jugadores, que como es de suyo nunca coinciden en aprestos patrióticos. Al cabo, hay tantas llagas por cerrar  que lo que podría haber sido un paraíso más o menos interesante, se ha convertido, si no en un infierno, en algo que no es ni chicha ni limonada, un ente  enclenque que no se puede sostener ni es tolerable en el tiempo. Y por más obra que haya  siempre rondará el pasado riéndose del presente y a carcajada batiente.

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 27,20 28,20
Euro 33,00 34,00
Real 650,00 700,00