San Carlos de Bolívar

Cargando datos de Clima...


Nota 1330 - (3ª Época)

De esto y aquello

ago. 05, 2018 17:17

en Opinión

Por el Dr. Felipe Martínez Pérez

Sigo sin entender a esas alturas porque Macri elige enemigos cuando podría estar chocho y contento contendiendo con adversarios. Sigo sin entender por qué seguir con la enemiga número uno para la puesta en escena de un final por lo menos vidrioso, y que se alargará para los dos y no sería final para ninguno sino un fiasco esperado salvo que vaya en cana  y desde por aquí parece extraño; y en tal caso, hasta podría suceder que el señor presidente se pusiera a llorar de pena. Porque le han quitado el juguete. Sería un entremés grotesco y para la risa como eran los verdaderos. Debe ser terrible para esta gente, quedarse a estas alturas sin enemigo. Digo yo, o supongo, pues en realidad adolezco de enemigos salvo gilipollas estúpidos que se interponen en mi camino sin estatura alguna. Ni cívica ni cultural. Por eso me llama la atención que  el señor presidente ignore lo bien que se hace camino con amigos.

    Por eso no me cuadra, eso de un enemigo, o enemiga en este caso, porque no es el momento, ni patriótico ni político a secas, para enarbolar un cuadrilátero donde se vean los guantes. Sigo pensando como hace tres años, y repito, que a mi parecer, el asesor se lo eligió el establishment, que no lo quiere como es de público conocimiento; o sea, que no lo pueden ver y son por lo menos algo idiotillas pues también con estos personajes se puede hacer dinero. Que lo diga sino alguno de los jóvenes del pro. Porque cabe preguntarse, por qué este colectivo de nacionales y extranjeros sin domicilio fijo no puede ver con buenos ojos a alguien que pretendía arreglar la mirada al cambiar el problema. Por ende, hay que pensar que la orden es mantener el  problema en alto. Y quienes deberían darse cuenta, embobados con la pelea de fondo. O sea, en permanente aislamiento.

     Un aislamiento bien fogoneado por nacionales que ignoran, unos, la nación, y otros directamente la quieren romper. Como para que vengan inversiones. En tres años sin inversiones y desfondados gracias a la alegre libertad del dólar. Era lógico terminar en el fondo del Fondo. Como puede ser, repito que vengan inversiones cuando en las calles mandan los piqueteros. En las empresas estatales los vividores del estado. Claro que la ausencia de inversiones y la no metida en cana de los adinerados con los dineros del estado, sueltos y revueltos, es básico para que todo ande destartalado y nada se arregle y todo se tire para adelante. Osea, el que venga atrás que arree. Para nadie pensante pasa desapercibido que a tres años  vistas, en la cultura mandan  baradelos y baradelas, y además pisoteándola  a paso redoblado.

     Como puede ser que al día de hoy los próceres se hayan convertido en un enigma o en un insulto y no sepamos como son los días en que al parecer se les disuelve la patria a  los distintos ministros provinciales y nacionales. Qué ha hecho cada uno de ellos en sus provincias que son unas cuantas. Y qué el ministro de la nación, que permite hablar de naciones a intrascendentes y truchos sureños. Pero olvida al gran nacional que fue Sarmiento, o cualquiera de aquellos hombres y mujeres de la famosa generación, guardando las alturas, claro. Por el momento y a pesar de los truchos del sur hay una sola nación. Pero de continuar así ya llegaran más podemos para ayudar en la sangría. Y bien, qué se ha hecho por Sarmiento. A la vista acontece que nada. Incluso, en Bolívar en la plaza que llaman centro cívico, hay una bandera extraña que se corresponde con los rebeldes y sin embargo los munícipes no explican su presencia. Justo donde se libró la batalla que da origen a lo que hay.

     Y sin embargo, todos estos dedicados a espantar la identidad nacional, han podido estudiar gracias a los que odian, y en universidades que es de suponer el lector se ha dado cuenta no las fundaron los mapuches. Porque sucede que todos emergen, y en buen momento, por otra parte, de unas capas medias y medias bajas, a las que hay que decirlo también producen traiciones.  Y en última instancia estos perversos que tocan de oído no creo sepan quien es Sarmiento y de la admiración que el mundo sentía por él. Por Sarmiento claro, no por el ministro de educación. Es de suponer que también sabrán que el mundo empezó mucho antes que los ministros nacieran. No creo sepan, que por ejemplo, Unamuno introduce en España y en Europa el libro primordial de Argentina al cual putean los sabihondos que cortan las calles y los mentecatos que cortan las alas de los niños. ¿Habrán leído el Facundo los del gabinete? Pienso que más importante que timbrear, es volverlo a las aulas de donde no debió salir. 

     Cabe preguntarse el por qué de esa animadversión a uno de los hombres más importantes del mundo en aquel entonces y hoy. Por qué la imposibilidad de maestros y maestras actuales de no querer contagiar a sus alumnos la admiración a Sarmiento. Supongo ha de ser por la mediocridad ambiental, que como una densa niebla envuelve Argentina; y a los argentinos. De otra forma no se explica. Hace tres años largos la señora gobernadora sin asumir todavía, el baradelismo le ponía sobre el pupitre la extorsión de los sueldos; y recuerdo, decía la gobernadora que también eran muy importantes los contenidos. Lo cual me puso contento porque me dije a mi mismo por fin Sarmiento a las aulas.

     Han pasados los días y los meses  y los años y como al principio, baradel y baradelas a una. Los sueldos en litigio y Sarmiento fuera del aula. ¿Y Colón? Pobrecito, en la rada esperando el práctico. Y quieren que vengan inversiones. Aquí solo se invierte en paradigmas, y para ello nos bastamos solos. Y alguna paradojilla, como la del marquitos,  que nos invita  a podar juntos, después que cortaron árboles y conciencias sin pedir permiso. ¡Vamos Bonadio, que la necesidad aprieta!

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 27,20 28,20
Euro 33,00 34,00
Real 650,00 700,00