San Carlos de Bolívar

Cargando datos de Clima...

Nota 1340 - (3ª Época)

De esto y aquello

oct. 14, 2018 09:54

en Opinión

Por el Dr. Felipe Martínez Pérez

Al paso que se anda tan desasosegante, se le ha sumado lo que ya se sabía y se escribía al respecto en esta columna, y ahora en otras muchas, que los portaestandartes  de la ilusión nacional, nunca tuvieron intención alguna de meter en la cárcel a nadie; que se dice pronto. Y que el famoso pacto contra la impunidad era en el fondo, visto desde cierta óptica,  un pacto a favor de la impunidad, al menos entre los gabinetes con mayoría pro; y al sesgo de las distintas, grotescas y fuera de hora, palabras, dichas hasta con tono pedante, por aquellos que uno cree deben y debieron hacer bien las cosas, pero  ahora, aunque lo habíamos visto y dicho ya en lontananza, pues se nota que nunca han encajado con un proyecto nacional, más allá de la obra pública, y que al verlos andar, se cae de maduro los habrían echado a patadas de sus respectivas empresas, por mala praxis como mínimo.

     Y por si nada faltare, ahora actúan desembozados, poniendo en peligro lo poco avanzado, que en realidad es bien poco, porque lo único positivo es que continuamos dentro de marcos democráticos, pero de una democracia a la cual le falta el gran sentido, porque para empezar ni se puede andar por las calles de las capitales porque el calendario cotidiano ofrece la manera de esquivar a los piqueteros, que con el dinero de las ayudas o enterrado, compran los insumos -hombres y mujeres- para que no pasen quienes les han ayudado. Y es tal el peligro de derrapar en estos momentos caóticos, que al mirar en derredor, se vislumbra que no habría más de media docena de políticos, en quienes tener una cierta confianza.  Entre ellos Carrió que cuando usa el mandoble lo maneja de maravilla y con firmeza. Y al cabo de tres años ni la Corte se salva, inclinados los unos y los otros, a ayudar a los otros y a los unos, pero nunca a todos con los ojos cerrados. 

     Pero no es menos cierto que si el presidente no cambia esto se va al garete y la culpa no habrá sido de la gente, ni de los peronistas, ni de los kirchneristas,  ni de la cámpora, ni de los balis, ni los podemitos, aunque es bien sabido que han puesto no solo palos, sino troncos en las ruedas, pero la culpa habrá sido pura y exclusivamente de un gabinete, que para decirlo fácil, no sabe por donde sale el sol ni por donde se pone, y eso es grave, sobre  todo porque les da por desenvainar toneladas de soberbia y además, que saben tanto de todo que ninguno se va;  ni aunque los eches.  Pero lo peor es que no quieren escuchar a quienes saben, algo que por otra parte lo han hecho desde el primer minuto de hace tres años. Un gabinete joven  sin enjundia y que no quiere escuchar a los viejos. Que por otra parte son a los primeros que dejaron de lado; y sabían por experiencia.  Lo de siempre, bien apañado.

     Y esto me recuerda que hace varios domingos cuando empezaban a regalar miles de millones de dólares, escribía que el futuro guste o disguste, al menos desde mi punto de vista, se halla en manos de los radicales y escribía que con este PRO no se va ni a la esquina y así está sucediendo. El problema es si los radicales creen en la misión que les ha tocado. Porque cometieron la tontería de entrada, cuando en vez de mandar ellos como era de esperar, se dejaron mandar por los otros, y todo por no creer en su pasado y por un voto más o menos; que al final se ganó gracias a ellos, a los radicales de Córdoba, si mal no recuerdo. De manera que Cambiemos tiene que cambiar y de forma abrupta al color radical. De lo contrario todo se va al traste, porque al gabinete solo le interesa y le ha interesado lo que manda hacer lo peor del poder; que es enfrentar a diario, tal como se ha dicho desde los noventa. Mantener en continuo vilo al personal. Que la orden era y sigue siendo cargarse la identidad y por casa resulta que así como en los sesenta todos eran argentinos hoy cuesta trabajo encontrar alguno. A eso se ha llegada con la caterva que ha gobernado desde los sesenta; eso sí dejando incólume a Illia.

     Claro que para empezar a detentar el timón sin quitárselo a los compañeros de ruta, los radicales deben aparecer con más fuerza subrayando que también están. Quiero decir que para avanzar, deben empezar por casa. En sus respectivos pueblos y ciudades. Y esto que se promueve es volver a lanzar el proyecto, venido a menos cuando era lógico esperar más. Pues bien, esto se levanta, cuando cada radical -o no radical-  en su pueblo se pone a barrer lo que estorba, lo que ha sido cizaña, lo que forma parte de la corrupción. El país no se salva de arriba hacia abajo y menos como se va andando. El país se salva hoy de abajo hacia arriba y los radicales de cada pueblo en vez de hablar de la corrupción en el país, que no está mal, deberían señalar con nombres y apellidos a los corruptos.

     De lo contrario serán títeres. Servirán a los que no sirven o sirven poco y a la larga quedarán afuera. Y cuando tal cosa ocurra se darán cuenta cómo los otros movían los hilos y construían la obra, a la vez que se aplaudían a sí mismos por la destrucción de la obra. Que esa era la obra. Destruir el edificio levantado más de cien años atrás.  Y ese es legado a salvar, para lo cual hay que quitar todo lo que huela a alfonsines. Y posicionarse bien. Ideológicamente. Lo que viene, será nada más que bullanga electoral, a diestra y siniestra. No olvidar que la democracia se ha salvado por los cuadernos que entrega una pareja desavenida. El  grotesco.

Andar +

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 27,20 28,20
Euro 33,00 34,00
Real 650,00 700,00