San Carlos de Bolívar

Cargando datos de Clima...

Nota 1341 - (3ª Época)

De esto y aquello

oct. 21, 2018 11:10

en Opinión

Por el Dr. Felipe Martínez Pérez 

    Si hay algo que me produce un cierto sacrificio es tener que criticar a esta gente votada  con creces, porque se suponía harían camino en pos de aquella ilusión puesta en el voto. Pero resulta que a tres años vistos nada alienta aquella esperanza. Y es todo tan mostrenco, tan de poca cosa, tan de desastre sin estética,  que han venido a tapar la grieta y no solo la han profundizado, sino que no contentos, han abierto una entre ellos mismos que además se agranda. Que parece teatro del absurdo o del grotesco pero de baja calidad; con calefón.  Pues han explotado despacio, como meditando el qué dirán, en plan quedo pero expansivo. A diario los unos contra los otros y ello es debido a que han tomado conciencia que así no va la cosa, que se hunden, y acostumbrados a gobernar con estadísticas como hacen siempre los gobernantes sin brújula, los que no están seguros de sí mismos ni de los ajenos; pero lo curioso es que nos hundimos nosotros. Y me parece, no han tomado conciencia de ello desde el primer día de tres años atrás.

     O no han querido, que hay momentos que la soberbia, es tanta, que les come la conciencia. Que no querían meter en cana a nadie se les veía en el orillo a los dos o tres meses. Al respecto he puesto de referencia y en varias oportunidades la Revolución Francesa. Robespierre que era el bueno,  por no llevar a la cárcel a los que tenía aledaños en la Asamblea, terminó con la cabeza cortada. Lo que se deja de lado, tarde o temprano pasa factura. En consecuencia, es de suyo que no se quiere barrer. Prefieren que la nación continúe con la herida sucia.  Es por eso que llama poderosamente la atención que a esta altura y con la que se viene o ya instalada, nadie hable de los intendentes de todas las provincias, y en particular de los pertenecientes a Buenos Aires que, al presente, gozan de buena alegría y hacen uso sin reparos de los dineros que les falta a los argentinos todos; y los argentinos todos callan.

     Nadie al parecer tiene datos o fotos. Que todos eran adictos a las fotos de sus fechorías. Estas gentes como los nazis todo lo fotografiaban. Y no se entiende por qué los periodistas que todo lo denunciaron, desde hace varios meses atrás no se meten con este asunto; gordo y vital para la nación. Por otra parte se puede constatar que andan con perfil bajo. Calladitos y en reuniones y muchas veces revueltos con sus adversarios que todos juntos tiran mejor para adelante. Y esperan cafecito de por medio, para cuando sea necesario dar el salto. Pero por encima de todo siguen en lo suyo, administrando sus vidas con el trozo de vida que les falta a los que en definitiva los han votado y no se atreven a botarlos. Llama la atención. O será que las gentes gustan de los escándalos y son tantos que al final parece lo normal. Se acostumbran.

     A buena parte de los argentinos les ha dado por la prehistoria. Es una pena que Ameghino esté muerto, porque podría darse a la tarea de estudiar sus estratos. O sea, que cuatro gerifaltes y unos puñados de piqueteros de alta complejidad nos llevan a las pedradas desde tres años atrás. En Trelew no llegaban a cincuenta. En Chascomús parecido o menos y sin embargo, estas cosas gustan a la gente del pro, o no les disgustan, que para el caso es parecido. Y por si no bastare hasta la Iglesia o una parte de ella, le ha dado por abrazar a los piqueteros. En eso siguen al papa que ha llegado para romper el catolicismo, aunque por suerte no le llega ni a los talones a Lutero. Bueno por suerte tampoco se ve alguno de su tamaño, que a mí me gusta el imperial Carlos. Sin embargo, están convencidos que con estas bullangas se gana. Es de esperar no se descuiden y solo ganen una pedrada al estilo de David contra Goliat

      Ahora han trascendido por el periodista Lanata otras gemas de ese terrible collar que nos aprieta. Se ha llegado al extremo de tener puertos al que no entran barcos porque NO  QUIEREN construir media docena de kilómetros de carretera para poner en marcha el puerto platense. El más moderno de las Américas. Y en La Plata nadie sale a calle, en Berisso nadie sale a la calle, en Ensenada nadie sale a la calle. Nadie sale a la calle para exigir un futuro de grandeza, su salvación. Curiosamente, lo único que emerge en los tres sitios, que obliga a conocer sus existencias, cuando los de siempre, ponen piedras en el camino y forman parte, necesaria, según guión, de esta zafia puesta en escena. Incluso cuando no hay función se hace un simulacro para que las máquinas  no se oxiden. Quizás también estén oxidadas las de los astilleros cercanos, después de años de no fabricar barcos o los operarios han olvidado el oficio. Curiosamente el mundo abre los diarios cada mañana para ver estas puestas en escena de vanguardia.  

     Además el periodista mostró unos cuantos hospitales que están terminados, o que no lo están, pero podrían estar, y los pacientes esperan que los pongan en marcha, pero ello cuesta tanto como lo construido y no hay dinero; y eso sin contar los construidos donde no hay pacientes, que la obra inútil forma parte de la corrupción. Sin embargo, el dinero se gasta a mares a diario por ejemplo en La Plata; solo en Diputados se gasta cerca de 20 millones, al día, repito, y no es ni puerto, ni hospital, ni astillero, ni carretera, ni nada, porque, nada pasa, que el pescado está sin vender. Y a ello hay que sumar algunos miles más en Senadores. O sea, cerca de cincuenta millones por día se escurren en 7 entre 51y 53. Que se dice pronto. Y no saben cómo parar los cuadernos.

Andar +

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 27,20 28,20
Euro 33,00 34,00
Real 650,00 700,00