San Carlos de Bolívar

Cargando datos de Clima...

Nota 1351 - (3ª Época)

De esto y aquello

dic. 30, 2018 10:26

en Opinión

 Por el Dr. Felipe Martínez Pérez

Es curioso, como a diario, la mayoría de los políticos, por poco que hagan y no hacen mucho, demuestran que muy poco cuaja y casi nada cunde. En paralelo, lo que surge de rondón, es su delectación en ir segando el futuro de la gente; porciones a unos, enteros a otros. El político de hoy, de aquí y de allá siega futuros. Para ellos el día del conteo es el día de la siega. Comienza la cosecha. Y después sentadito, telefonillo en mano cuida sus negocios. No deja de llamar la atención que aquel que robó la casa de la moneda, que se dice pronto, robar las prensas para imprimir dinero esté suelto y riendo a grandes carcajadas. Nunca, nadie en el mundo, había robado las prensas para fabricar dinero. Y el dinero sigue siendo el problema, el robado se mueve por los campos argentinos o duerme su sueño hasta que lleguen tiempos de hadas.  Y ahí estamos, empezando el año electoral, el cuarto, que es lo único que se les da bien y el lobo campando a sus anchas.

      Los  peronistas “buenos” no amarran  en el puerto de la señora, porque dicen sin poner mucho énfasis que no es el suyo, pero sopesan las amarras, y los “malos” las tienen; y a la hora de tomar posición, los unos y los otros sueltan amarras y zarpan en el mismo barco, con la señora de capitana, claro, y en cubierta y al descubierto se pasan los fueros por las narices y tergiversan su finalidad;  lo de siempre. Olvidan se los hemos prestado para que nos defiendan en adversas ocasiones, que casi siempre tienen que con maneras de pensar.  Olvidan, aviesamente, que los fueros no son para salvar ladrones y corruptos, pero les entra por uno y les sale por el otro. Los fueros en esta triste actualidad deben usarse para escanciar cárcel a quienes robaron el país. Sean presidentes, vicepresidentes, congresistas o el más incógnito de los concejales. De manera que Picheto debería decirle a su grey de qué va la cosa. O en última instancia ponerle precio al voto, que en el fondo es lo que importa. No caen en la cuenta que se ponen la piedra al cuello. O en una de esas, el guión se los dicta el Barba, porque a estas alturas, no se sabe quien mueve los hilos de una vereda y otra.

     A pesar de todo, en la nave capitana catalejo en mano, anda nerviosa la señora porque sabe que por estas pampas puede suceder cualquier cosa, incluso, que la detengan. Sin embargo, lo peregrino desde hace tres años pasa  por la Rosada. El presidente la quiere suelta, será para que gane, y para que le gane a él, pues ha trabajado durante tres años para ella y comienza el cuarto. Más valdría, para terminar, que se junten o casen y vivan felices y a otra cosa. Sin embargo, por las pampas y quebradas todos han visto las fotos de los bolsos, salvo, claro está, los políticos locales, me refiero a los locales de cada localidad. Que parece mentira, pero así es. Y eso que dicen trabajar para la patria.  Que la orden es no desordenar el statu quo. O sea, dejar tranquila a la traición por un lado y a los ladrones por el otro. Total, saben que todo va a seguir igual. Las gentes parecen no aprender.

     Cuando les decían grasitas se ponían contentos y ahora suponen que somos gilipollas y para el caso es lo mismo, que a Sancho ya se sabe le robaron el burro unos truhanes que iban de camino. Como los truhanes de aquí, siempre de camino y siempre robándole el burro a los sanchos. Pero hacen camino al andar,  basta ver a los que conocemos. O sea, que los peronistas se han hecho una piña, los unos y los otros, los que parecen buenos, y los que son malos, para que Cristina no entre por la puerta grande de Ezeiza. Nada de cheking no documento en mano. De esa manera, todos los que están con ella, no quieren ser ella, pero entienden que si la salvan, ellos se salvarán de hecho. Ese es el hecho con que sueñan, si antes alguien o algún juez políticamente incorrecto, como debe ser, los echa de donde están. Y los peronistas deberían tomar conciencia que no puede ser que todos estén en lo mismo, en el desparpajo, pues es de suyo que alguno debe ser bueno y por lo tanto es hora de echar atrás el lastre de una buena vez. Porque, de hecho son lastre y es necesario volar.

     Ahora bien, todos los días se asiste a cuestiones imposibles de ser pensadas, aunque más no sea, que por una cuestión de decoro o de moral o de bien nacidos, o de sujetar una cierta cultura; pero las piensan los políticos. Me ha llamado poderosamente la atención el hecho tremendo de ponerse tristes porque la justicia ha fallado a favor de los jubilados que andaban en juicios. No es poca cosa, y en en vez de hablar, preferible callar, aunque más no sea para que nadie tome conciencia de la bofetada a quienes han trabajado; de los cuales nunca se acuerdan y cuando lo hacen le dan cien pesos. Para caramelos. Pues bien, estas pobres gentes del gobierno bastante triste papel han hecho, dado que se han puesto a la altura de los anteriores y de los anteriores de los anteriores, en que todos han pensado y piensan que en la cola por una cuestión natural los jubilados se mueren. Esto solo debería dar pie para que usted lector piense seriamente, y les vote en blanco porque es hora de que aprendan. Y eso, que como va la cosa, solamente tienen un universo cautivo que son los jubilados y con solo aumentarles tres o cuatro mil pesos mensuales tendrían, no menos de tres o cuatro millones de votos. Pero creo que les importa tres pimientos y andan tras el voto de quienes deberían estar botados.

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 27,20 28,20
Euro 33,00 34,00
Real 650,00 700,00