San Carlos de Bolívar

Cargando datos de Clima...

COTIDIANEIDADES

Estados re alterados

ago. 27, 2017 13:16

en Opinión

Diario La Mañana de Bolívar - Opinión - Estados re alterados

Twitter (@AlejaCordo)

Un señor intentaba salir del estacionamiento de un supermercado céntrico, detrás varios conductores esperaban en sus vehículos para continuar la marcha. Una escena cotidiana, frecuente, habitual, todos en fila aguardando hasta que uno perdió la paciencia –si es que la tenía- y se prendió a la bocina pidiendo acción, movimiento, que qué es eso de tener que esperar unos minutos, escasos, que tampoco era un embotellamiento en la autopista. 

El conductor salió, el tránsito transitó y el bocinero se habrá calmado, supongamos. El tema es que ese ejemplo se multiplica por muchos a diario y en centenares de ocasiones distintas. Se altera cualquiera por cualquier cosa. Y el cualquiera incluye a un universo muy grande de personas entre las que se cuentan compradores, vendedores, cajeros, transeúntes, pasajeros, ciclistas, repartidores, estudiantes y docentes, podríamos decir, dejando fuera a muchos otros.

Los que manejan ciclomotores, algunos de los cuales no tienen la más mínima noción de respeto ya no por las normas de tránsito, sino por su propia vida, constituyen un género especial del que se podrían escribir algunos informes sociológicos que me arriesgo a opinar: nos espantarían. Salen de cualquier lado, sin luces, sin casco, a contramano, van cuatro en una 110 y encima te putean. Están en infracción, ¿será por eso que están nerviosos? Siempre existen las excepciones, por suerte.

Pero los que andan por la calle no son los únicos alterados, de ninguna manera, no, sino el mundo sería un lugar muy sencillo para vivir. Cómo se le ocurre, los cables se le cruzan a las vecinas que barren las hojas, a los municipales que no juntan las hojas, a los que ruegan que no llueva porque no tienen un mango, a los que no tienen un mango ni aunque no lo llueva por seis meses, a los que asan pollos mirando para arriba por si alguna jodida nube, a los que miran para abajo por si las jodidas hormigas, a los que pasean el perro, a los que no lo pueden sacar a pasear, a los jóvenes porque los adultos estamos imbancables, a los adultos porque los pibes no dan bola y a los ancianos –antes portadores de calma, sabiduría y sosiego- porque los pibes y los adultos creen que ellos son viejos y están de gusto, con todo lo que hay para hacer.

¡Será-de-Dió! Estamos todos locos gente, andamos apurados, estamos cansados, estresados porque trabajamos mucho o porque nos quedamos sin laburo. No hay más tiempo para los amigos, para los parientes, al vecino ni lo conocemos y no sea que nos crucemos justo en el momento en que se nos cruzaron los cables, las hojas y tengamos un nuevo “no-amigo”.

Hace años me pregunto qué nos pasa. Hace años no encuentro ninguna respuesta que me convenza lo suficiente. Esto no nos pasa por la economía, porque cuando se tiene se anda loco porque se tiene, y cuando no, porque no. No pasa por los gobiernos, porque uno no te gusta y el otro tampoco, o uno sí y el otro no, o viceversa. No pasa por el estado civil, ni la edad, ni el nivel de estudios, ni el nuevo modelo de I Phone que salió que no te podés comprar y cuando podés descubrís que al final no era para tanto.

No hay respuestas para males de muchos de los que –para colmo- no somos del todo conscientes. Los estados alterados se volvieron cotidianos, la pos pos modernidad y su pos verdad nos desnuda el vacío que estamos sintiendo.

¿Cómo nos calmamos? ¿Nos calmamos? Ya no es simple ansiedad, estamos insoportables y el mundo parece un peor lugar ¿podremos hacerlo un poco mejor?

La Mañana

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 17,30 17,70
Euro 20,65 21,65
Real 555,00 605,00