San Carlos de Bolívar

Cargando datos de Clima...

Morir un poco con cada muerte

ago. 20, 2017 13:53

en Opinión

Diario La Mañana de Bolívar - Opinión - Morir un poco con cada muerte

Twitter (@AlejaCordo)

Estar vivos es la única condición necesaria y suficiente para morir. Esta cuestión planteada así suena simple pero si hay algo en la vida que dista de serlo es la muerte, esa terminación, ese fin del único modo que conscientemente conocemos de existencia.

Nunca entendemos ni entenderemos la muerte, cada quien se amparará en sus creencias religiosas si las tiene, pero eso no significa comprender, ni aceptar. Al fin terminamos todos resignados ante lo inevitable y su indefectible irreversibilidad, que no es lo mismo.

Como humanos hay cuestiones que nos provocan una profunda repulsión, mucha bronca, impotencia, desasosiego, que nos dañan tan profundamente, tan hondo, que nos lesionan nada menos que nuestra misma condición de seres humanos.

No hay forma de comprender un atentado terrorista. No hay forma dentro del sano juicio de entender cómo una persona, muchas personas, planifican minuciosa y detalladamente cómo asesinar a otras, al azar, así porque sí, para dar a conocer su poderío, su existencia en el mundo, sus ideas, sus creencias, infundir miedo, terror, horror.

Barcelona ha sido herida en las últimas horas. Esa herida es un dolor que trasciende el número de asesinados porque sean los que sean con ellos han matado algo de nosotros, un pedazo de nuestra humanidad.

Algunos cuestionan que nos fijamos en Barcelona hoy como antes en París, porque es Europa y no miramos el resto del mundo donde a diario de a cientos mueren en guerras inútiles, a manos de despiadados dictadores, cruzando mares, huyendo de las bombas de esas garras enormes de la suma de todas las atrocidades que pueden hacer los hombres con armas, bombas, químicos y lo que sea, para exterminar a otros semejantes.

Será que no nos vemos semejantes, que no somos prójimos ni próximos, porque si así fuera no habría miles de ahogados en el Mediterráneo, huyendo de los hombres y las hambres, las guerras y sus males; ni un horror detrás de otro en esos pueblos de medio oriente, ese lugar en el mundo que nunca sabemos bien adónde queda ni por qué se pelean pero sí que viven en guerra, no sólo mueren en guerra, viven y conviven con ella.

A muchos humanos la vida les transcurre rodeados de muerte, nacen oyendo disparos y bombas y saben, casi con certeza, que así también terminarán su paso por esta tierra. A muchos la vida nos transcurre en otras luchas pero sin estallidos, sin explosiones, sin la tremenda cotidianeidad de ver un cuerpo mutilado.

El hombre ha sido cruel siempre, la historia cuenta, recuerda invasiones, conquistas, atrocidades de unos contra otros desde que el mundo tiene letras o palabras. Pero que hoy, que entendemos que somos humanos, que tenemos derechos por nuestra misma condición de personas, hace incomprensible que haya hombres siendo lobos de hombres, con el perdón de los lobos.

Ismael Serrano escribió hace años “…en cada herida de la piel de este planeta hay una zona cero que llorar…”, habían atentado contra las Torres Gemelas, allí en la zona cero, pero también en el mundo había otras “zonas cero” que sangraban y sangran aún.

Barcelona fue una nueva herida que llorar. Como todos los días lo son los muertos en cualquier lugar del mundo por causa de la violencia. Un hombre que mata a un hombre se mata también a sí,y atenta además contra todos los demás humanos, porque somos lo mismo, por eso morimos un poco con cada muerte, porque somos lo mismo. Dudo si alguna vez lo entenderemos.

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 17,10 17,50
Euro 20,60 21,60
Real 450,00 585,00