San Carlos de Bolívar

Cargando datos de Clima...

MUSICA

Trabajo de pintor

may. 31, 2009 00:00

en Opinión

"Si vieras como te extraño / Junto a las cartas que mandabas desde allá…", así comienza una bella canción que me persiguió por más de veinticinco años. La música, de un misterio insondable, la podría definir como una mixtura de milonga y rasguido doble. El cantante, y autor, Emilio del Guercio, habla acerca de un pintor, sólo en la inmensidad de Buenos Aires, que le escribe y describe a su amada, la pena y desesperación que le aqueja.
El tema es de una delicadeza difícil de explicar, tanto en la instrumentación: bajo y batería en sintonía, un piano cristalino, una guitarra y un acordeón, que se lucirán oportunamente con sus solos; como en el cantante, que porta una voz tan bella como expresiva con cierto aire al Flaco Spinetta.
'Trabajo de pintor' se llama esta canción que siempre encontré solita, entre compilados y selecciones del rock argentino, pero nunca había escuchado con el resto de sus compañeras, que forman parte de "Pintada" (1983), el único disco solista de Emilio Del Guercio.
Hoy en día, que se consigue todo, o casi todo en la web, pude acceder a éste álbum, que está ahí perdido, solitario, pero dispuesto a hacerse escuchar para quien lo busque y lo encuentre. Se grabó para el sello Microfón; otro ex-Almendra, Edelmiro Molinari, ofició de productor; Chango Farías Gómez en percusión, Luis Borda en guitarra y el Flaco Spinetta son los invitados que acompañan a Emilio, aparte de su banda habitual.
"Yo tenía temas de la época de Almendra que les había cambiado de estilo, quería probar otras cosas y eso lo volqué en "Pintada" - cuenta Del Guercio - Había cosas de rock, y cosas de nuevas sonoridades, como folklore y otros instrumentos. Ahora, en perspectiva, se ve que no es nuevo, pero en ese momento yo metí un acordeón, tocando una frase de un tema que se llama 'Trabajo de pintor'. Era una combinación sonora muy nueva en ese momento. Yo quería mostrar una estructura de canción que no fuese estrictamente de rock, pero que se manejaba en un punto medio que conservaba lo mejor de la producción melódica argentina, incluso elementos que vengo mamando con la oreja desde que era muy chico, como el tango y los sonidos de nuestra ciudad."
"Dos de la tarde, siesta en el barrio y siesta en mi corazón / En el silencio llega su nombre / salado de tanto amor y cantando te vas, después que me duermo..." canta Emilio sobre aires de zamba en 'Para darme', segundo tema del disco que el autor le dedicó a su madre, aunque tenía cierto prurito que lo superó analizando su carrera musical, si estaba haciendo música desde los 15 años, por qué no podía escribirle una canción a su madre. Son imágenes y sensaciones que le surgieron a borbotones done Emilio le agradece a su madre todo el cariño y la dedicación.
Le sigue 'Aroma del lugar', con indisimulable ritmo de chacarera; los aires caribeños dicen presente en 'Polen' con un teclado oficiando de marimba; 'Miéntete, más divino tesoro' es un reggae hecho y derecho pero respetando la lírica del autor; 'Imán' es una plácida y hermosa balada que Emilio le dedica a su hija; por último, el cierre es con 'Verano en Madrid', extenso tema de aires flamencos con lugar para el desarrollo de los instrumentistas, que recoge la experiencia Del Guercio cuando con Aquelarre hizo historia en España en eso de cantar rock en castellano.
"Cuando hago una letra o una música, percibo el mismo sentimiento que cuando dibujo -trata de explicar Emilio su universo poético - Cuando escribo una poesía siento que para mí es una búsqueda de un conocimiento de un camino, que a veces sintoniza con lo individual y a veces con lo colectivo. Pero mi poesía no está dirigida a determinado tipo de preceptos. El acto de crear parte de una misma concepción del mundo, que se amplía. Cuando era chico pensaba que el mundo era un poco diferente de como lo veo ahora, pero siempre lo miré desde una posición."
En esos días, Emilio Del Guercio se encontraba en la cúspide con su música inspirada y sus letras de alto vuelo poético (lo demuestran los recitales que brindó junto al guitarrista Luis Borda en la Sala Albarden y otros recintos capitalinos). Además, se veía claramente que estaba decidido a despegarse de la impronta roquera y darle un vuelo diferente a "Pintada", disco que hay que darle tiempo, escucharlo de a poco, saborearlo, conocerlo, intimarlo, para que, de pronto, caigan en la cuenta de su preciado valor.

Algunos antecedentes del autor
Emilio del Guercio tuvo el privilegio, a fuerza de talento e inventiva, de integrar Almendra y de incluir 'Que el viento borró tus manos', uno de sus temas, en el álbum debut de Almendra, considerado fundamental para el desarrollo del rock en la Argentina.
Entre 1972 y 1977 integró Aquelarre junto al guitarrista Héctor Starc, el tecladista Hugo González Neira y el baterista Rodolfo García. Se destacaron por lo original de sus arreglos y por la rigurosidad a la hora de ensayar, que los hacía sonar de forma impecable en vivo. Compuso en esa etapa 'Violencia en el parque', editado en forma de simple en 1973, tema que sin dudar hay que incluir entre los más bellos de la década del 70 y que cuya letra remite a los incidentes de 1973 en Ezeiza.
En 1979, cuando se despide Aquelarre, forma la Eléctrica Rioplatense junto al desaparecido guitarrista Eduardo Rogatti y el pianista Eduardo Zvetelman. El grupo también incluye saxo y percusión en una clara búsqueda hacia otros horizontes musicales, pero no alcanzan a registrar disco porque lo sorprende el regreso de Almendra.
Para esta etapa, Emilio se anota con otra exquisita composición, 'Cambiándome el futuro', para el disco doble en vivo, "Almendra en Obras" (1979) y con 'Cielo fuerte (amor guaraní)', para "El valle interior" (1980), álbum de Almendra con material nuevo.
A fines de los 90 está presente con el reencuentro de Aquelarre. Se reedita su discografía completa, brindan shows y basado en éstos, se edita "Corazones del lado del fuego" (1998).
Lo rastreamos en el año 2003, participando con tres temas, uno de ellos inédito, de un homenaje a Lalo De Los Santos compartiendo cartel con Moro-Satragni, Rubén Goldín, Jorge Fandermole y Rodolfo García entre otros.
En octubre del 2004, Héctor Starc festejó sus 40 años con la guitarra con un recital con varios invitados y entre ellos Emilio con el resto de los Aquelarre. Luego, nada más. Demasiado poco para un artista de sus quilates, tal vez prime el otro oficio de Emilio, de dibujante y diseñador, (es egresado de la Escuela de Bellas Artes).
No se sabe si Del Guercio no graba o no se presenta públicamente por una decisión personal o por esas cuestiones de este mercado actual, que desdeña de la poesía, la delicadeza y el buen gusto. Lo que sí se sabe es que 'Trabajo de pintor' y sus compañeras se mantienen frescas en el tiempo y libres en la web como botellas en el mar, para que las rescate algún internauta insomne y les de vida, devolviéndoles el real sentido para el que fueron creadas.

Trabajo de pintor
Si vieras como te extraño
Junto a las cartas que mandabas
desde allá
En el trabajo, que me sonríe
y que me aplasta
Se me hace mate la esperanza
y sin embargo
Noche a noche estoy aquí.

Te escribo para pedirte
Que un día de éstos te me
vengas para acá
En Buenos Aires todo me duele
hasta el amor
Todo es trabajo de pintor
Y en la pintada está mi
rabia por venir.

Yo sé que el tiempo que
pase me cambiará
Pero todo lo que fui siempre
vuelve a dar en mi
Y a golpearme en esta sola, soledad
Como el hacha da en el árbol,
como el agua da en el mar.

Si viera toda mi vida
Si acaso hablara como el viento
te habla a vos
Tal vez sería una mañana en ese río
Un rumor suave del
verano y sin embargo
Noche a noche estoy aquí. Mario Cuevas

Andar +

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 27,20 28,20
Euro 33,00 34,00
Real 650,00 700,00