San Carlos de Bolívar

Cargando datos de Clima...

OPINION

¿Y en el tema seguridad cómo andamos?

jun. 14, 2018 12:46

en Opinión

El reclamo de los vecinos del Barrio La Ganadera en el Concejo Deliberante pidiendo por mayor presencia policial, mayor presencia de guardia urbana y la posibilidad de instalar un puesto de policía del otro lado de la ruta 226 volvió a reabrir el tema inseguridad, que a veces se aplaca de acuerdo a la época del año y a las denuncias que existen, y en otras recrudece, sobre todo cuando la situación económica se empioja.

El intendente Marcos Pisano está muy ocupado en poder conseguir el médico de Policía para la ciudad, algo que evitaría que las autopsias se tengan que hacer en otro lugar, con todo lo engorroso del tema. Y también le pidió al ministro Ritondo por mayor cantidad de patrulleros, mayores efectivos, con el diputado Manuel Mosca de testigo, como para tener una mayor presión sobre la principal autoridad provincial en materia de seguridad. Pero hasta ahora nada.

Bolívar no tiene médico de policía desde hace años. Marcelo Salamanco asumió esa función por unas horas allá por mediados de la década del 2000 y renunció al rato. Desde ahí para acá han sido todos parches y más viajes con cuerpos a Azul y Olavarría que necropsias en Bolívar. En el medio un par de suicidios u homicidios que dejaron en evidencia la falta que hace un profesional de la salud exclusivo para la medicina forense.

A eso hay que sumarle que por un mal operativo desarrollado por el Grupo GAD (Grupo de Apoyo Departamental) en un inédito e inexplicable operativo de “salidera bancaria con motochorros”, quien estaba al frente de la Comisaría ya no está más y argumentó al irse que “ya había pedido el traslado hacía algún tiempo por cuestiones particulares”. No es que quienes hayan quedado sean nuevos o desconozcan las problemáticas; pero lamentablemente en la fuerza policial bonaerense cada comienzo de “nueva etapa” es volver todo a fojas cero, lo que implica un nuevo jefe de calle y varios cambios internos que obedecen a la llegada de un nuevo jefe.

La zona ubicada del otro lado de la ruta 226, todos los barrios y hasta las quintas y chacras camino a Ibarra siempre han sido un blanco tentador para los malhechores. No es nuevo que existen en los barrios de casas nuevas, ubicadas detrás del barrio Calfucurá, varios grupos de whatsapp en los que los vecinos se comunican entre ellos cada vez que ven algo raro o las propiedades sufren algún arrebato.

La pregunta del millón es si sólo ocurren ilícitos en ese sector de la ciudad o se dan en planta urbana y demás barrios y la estadística no se da a conocer y las denuncias tampoco. Es normal que la Policía en su parte de prensa informe lo que esclarece; pero no lo que se denuncia. Muchas veces uno se entera de que algo ocurrió cuando en un parte se informa que se esclareció un hecho ocurrido a fines del año pasado.

Es válido el reclamo de la gente de La Ganadera y aledaños, porque ante la repetición de ilícitos en la zona los vecinos ya no viven tranquilos, no quieren dejar sus casas solas y siempre es preferible prevenir antes de que la sangre llegue al río. Ahora, más allá de la petición válida, hay que ver si desde el Estado se puede responder. El provincial con más policías y el municipal con más agentes de guardia urbana.

Y también es un riesgo proteger un barrio en desmedro de otros porque es como dejar de prestar atención en un lugar para enfocarse en el que hay ruido y los maleantes darse cuenta y cambiar el lugar de operaciones. Quienes cometen ilícitos tienen las 24 horas para hacerlo, los 365 días del año, y lamentablemente los adelantos tecnológicos hoy los ayudan más a ellos que a quienes terminan siendo damnificados de sus “golpes”.

Todos los barrios merecen seguridad por igual, el tema es la cantidad de efectivos. Se pide para que quienes egresen de la escuela de policía y sean de Bolívar vengan a prestar servicios a la ciudad. Sin embargo hay muchos uniformados que son de Bolívar y que prefieren prestar servicios fuera de la ciudad por distintos motivos, lo que se puede repetir a futuro con quienes vengan recién formados. Históricamente el policía de Bolívar no quiso trabajar en su ciudad, habría que preguntarse por qué e indagar al respecto buscando la solución primero entre los que existen y luego en los que se están formando.

La creación de un puesto policial del otro lado de la ruta 226 no es un reclamo descabellado ni mucho menos. Ahora, Olavarría con una población que nos triplica o cuadruplica tiene sólo dos comisarías. Si las autoridades provinciales se fijan en los números, en una ciudad que tiene la misma cantidad de habitantes (según el último censo) que hace 50 años, el pedido parece caerse por su propio peso. Hemos crecido en cantidad de viviendas, muchas habitadas en los barrios en desmedro de muchas casas desocupadas en la planta urbana.

En reiteradas oportunidades hemos escuchado decir que vivimos en una isla si se comparan los números del delito con los de cualquier jurisdicción del conurbano bonaerense. Pero eso no quita que aquí, en menos escala, pasen cosas. La prevención de los ilícitos se trabaja de distintas maneras, las cámaras del centro de monitoreo han sido un gran avance, ayudan a reemplazar la presencia humana en algunos lugares de la ciudad; pero no alcanza.

Afortunadamente la realidad que vive el barrio La Ganadera no es el que se padece en otros puntos de la ciudad, por ello es que se pide un mayor enfoque hacia esa zona, que además el día que se habiten las 181 viviendas del Procrear va a tener un crecimiento notable. Habrá que avanzar con los pedidos; pero también tratando de paliar la situación a diario, porque respuestas inmediatas no nos han dado nunca a los pedidos de patrulleros, uniformados y demás, y parece que esta vez no va a ser la excepción.

Angel Pesce

Andar +

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 27,20 28,20
Euro 33,00 34,00
Real 650,00 700,00