San Carlos de Bolívar

Cargando datos de Clima...

OSCAR IBAÑEZ

Mucha gente votó por la palabrita “cambiemos” pensando que le garantizaba un bienestar, pero se ve todo lo contrario”

ene. 20, 2018 10:44

en Política

Diario La Mañana de Bolívar - Política - Mucha gente votó por la palabrita “cambiemos”  pensando que le garantizaba un bienestar, pero se ve todo lo contrario”

Después de haber estado dos años al frente de la Secretaría Desarrollo Social, Cultura y Deporte de la municipalidad, Oscar Ibañez volvió al Concejo Deliberante para desempeñar un rol que lo ha tenido como protagonista en innumerables ocasiones y en diferentes escenarios: siendo mayoría, siendo oposición, como minoría y también integrando el bloque oficialista. Toda esa experiencia tendrá que poner en juego en este período en el que según sus propias palabras, será importantísimo el trabajo fuerte junto al DE.

 

¿Cómo fueron estos dos años al frente de Desarrollo Social en materia de demanda social?

-Me tocó asumir en Desarrollo Social cuando se produjo el cambio del gobierno nacional y provincial, que significó un cambio justamente, de manera absoluta, en las políticas sociales. Pasamos de tener políticas sociales cercanas a la gente, a tener otras que están alejadas de la gente.

Con el equipo tratamos de hacer un fuerte trabajo social. No sé si cumplí con las expectativas de la gente, pero no dejamos de dar respuestas a todos, le pusimos mucho esfuerzo. No tuvimos respuestas positivas en las gestiones que hicimos a nivel provincial y nacional. Es decir que hubo cuestiones de fondo que quedaron sin solucionar, como el tema de algunas soluciones habitacionales. Hace más de un año que hemos presentado aproximadamente 30 carpetas con problemas sociales y que no han tenido respuestas.

Lamentablemente no pudimos interactuar con los ministerios de Desarrollo Social de la Nación y el de la Provincia y no por causa nuestra, porque nosotros siempre nos acercamos. El gran déficit sigue siendo el tema habitacional, a pesar de lo mucho que se hizo en esa materia.

 

¿Ahora no hay planes de vivienda sociales generados desde el gobierno central?

-Y… ahora está todo parado en ese sentido. Es claro que este gobierno con sus políticas económicas vino a perjudicar muchísimo sobre todo a la clase media baja, que es la que está sufriendo las consecuencias. Hubo mucha gente que votó la palabrita “cambiemos” pensando que le garantizaba un bienestar o la posibilidad de estar mejor, pero se ve todo lo contrario. El panorama no es muy alentador. Uno ve conflictividad social y laboral en varios lugares, gente que se queda sin trabajo, fábricas que cierran.

Desde el Concejo Deliberante seguiré aportando lo que pueda al área social, porque somos un equipo y porque creo que así debemos trabajar.

 

¿La gente te sigue demandando como si estuvieras en Desarrollo?

-Sí, la verdad es que sí lo hacen, mediante llamados o mensajes, permanentemente. Hay mucha demanda.

 

Los municipios siguen siendo los ámbitos donde se aportan soluciones a los vecinos pero a la vez no son el resorte del Estado con mayor capacidad de respuesta (económica)…

-Totalmente, el primer impacto lo recibe el municipio. A nosotros nos ubican fácilmente, vivimos en la ciudad, interactuamos todo el tiempo con los vecinos, no cambiamos los números de teléfono, andamos todo el tiempo en la calle.

El 1 de febrero de 2016, cuando me hice cargo de Desarrollo Social, una garrafa social costaba 38 pesos y actualmente cuesta 170 pesos. Ese aumento abismal no se ha trasladado ni a las pensiones no contributivas, ni a las jubilaciones, ni a los sueldos, entonces eso repercute enormemente en la capacidad de consumo de las personas y en la calidad de vida. 

 

Las personas que menos poder adquisitivo tienen son quienes deben usar garrafas, lo mismo quienes viven en las localidades y la obra de gas para Pirovano está detenida también (como las más importantes de la ciudad) a partir del nuevo gobierno…

- Y además, en las loaclidades, la garrafa es más cara y la obra de gas no avanza como debería. En lo administrativo, estaba todo prácticamente listo. El costo de la obra ascendía a 80 millones de peso y cuando asumió Macri pasó a costar inmediatamente 120 millones. Después, las decisiones políticas también son diferentes. Veníamos de un gobierno que pensaba y gobernaba teniendo en cuenta que todos los vecinos tenemos los mismos derechos, que el país debe ser federal, por eso una localidad como Pirovano, que no tiene más de 2000 habitantes, tenía la posibilidad de contar con el gas. Ahora no es así, porque este gobierno no piensa en un país federal ni que todos los vecinos tienen el mismo derecho. Veo muy poco factible que se haga esa obra durante este gobierno nacional.

Nos está pasando con la obra de la 132 Kv. Si pudiéramos terminar esa obra, se acabarían nuestros problemas de energía. Pero el tema es que no desembolsan el dinero.

 

¿Qué crees que no se hizo  bien desde el espacio político que integrás, para que las personas creyeran que las obras (línea 132, gas para Pirovano, planes de viviendas, etc) iban a continuar a pesar de que cambiara el gobierno?

-Con respecto a la obra de gas, por ejemplo, tal vez nos faltó reunirnos más con los vecinos, ir informándoles de los pasos que se iban haciendo. Nos faltó comunicar más. Nos tenemos que hacer cargo también de que faltó nuestra presencia como funcionarios del Ejecutivo. Eso es para atender, las localidades no deben dejar de tenerse en cuenta nunca. Más allá de que la representación del Ejecutivo está en la figura del delegado, es importante que vayan secretarios y directores. A veces, esta falencia hace que la gente castigue con el voto y como en este caso, se termine perjudicando a sí misma.

También hay que recordar que el municipio de Bolívar fue auditado oportunamente y todas sus cuentas en lo que tiene que ver con obra pública estaban perfectas, de hecho fue tomado como ejemplo por el actual gobierno.

 

Históricamente, en Bolívar hubo vecinos que debieron perdir ayuda cada mes para pagar su factura de luz, servicio que en esta ciudad es carísimo. Esa demanda se mantuvo, creció o decreció durante tu período como secretario de DS?

-Se fue incrementando de manera notable. En principio nosotros entregábamos garrafas y esto también se fue incrementando. El aumento de las tarifas impactó muy fuerte en los sectores más vulnerables y eso hizo que en forma permanente tuviéramos que dar respuestas a quienes no podían hacer frente al costo de las facturas. Casi que nos superó lo que teníamos presupuestado, porque se sumó mucha gente solicitando ayuda. Hacía muchos años que no veía a un jubilado ir a pedir un subsidio para afrontar el pago de una factura de luz; ahora eso está sucediendo.

Cuando las personas se quedan sin trabajo, los abuelos sin medicamentos, los enfermos sin acceso a los tratamientos, adonde se recurre primero es al municipio, a Desarrollo Social. Si los gobernantes provinciales o nacionales entendieran estas cosas, las respuestas deberían ser inmediatas.

En marzo o abril de 2016 pedí una reunión con la Secretaria de Desarrollo Social de la Nación y nunca la pude tener; lo mismo me pasó con su par de la Provincia.

 

La Nación y la Provincia tienen una propuesta política opuesta al gobierno municipal. No sólo se trata de diferente partido, sino que son formas de llevar adelante las políticas del Estado muy diferentes. ¿Cómo se hace, políticamente, para gestionar obras y proyectos que el gobierno central no tiene ni en carpeta?

-Los municipios no tienen muchas alternativas propias, en cuanto a poder financiar grandes obras. Creo que, de continuar estas políticas, en algún momento se deberá trabajar en tener fondos afectados a cubrir cuestiones sociales. Un caso puntual es el de Incluir Salud o Profe (coberturas médicas) que prácticamente no cubren nada y en casos de pacientes oncológicos, por ejemplo, hay que cubrir lo que falta con fondos municipales, eso nos ha pasado, nos pasa. En muchos casos hablamos de muchísimo dinero.

Es muy triste y muy injusto, que una persona que tiene un problema de salud, tenga que recorrer distintos estamentos y que no tenga respuestas. Creo que vamos a tener que analizar mejor los presupuestos en el futuro, porque el municipio no se limita al sostenimiento de un área como vial o como los servicios, sino que también se ocupa de situaciones gravitantes en tema de salud…

En pleno invierno, el incremento de las tarifas  va a pegar muy duro en las capas más desprotegidas de la sociedad y habrá gente que ante la falta de políticas de estado cercana a la gente, no va a poder acceder a algunos servicios… lamentablemente.

 

En dos años, la gente que salió de la pobreza extrema, volvió a caer. ¿No hubo cambios estructurales indispensables para que eso no sucediera?

-Tal vez, es cierto que no hubo cambios de fondo… pero algo de todo lo bueno que se hizo en materia social, este gobierno podría haber mantenido. Es que como que este gobierno nacional tiene una enemistad hacia la clase media baja, hacia los trabajadores… que fueron quienes lo votaron.  A estas clases sociales no les favorece que bajen los impuestos a los autos de alta gama, lo que les favorece es que se generen puestos de trabajo y justamente lo que se está logrando es un incremento de la desocupación.

¿Cómo ves que pueda darse la actividad en el Concejo en el próximo período? ¿Puede ser un Concejo que acompañe las medidas del gobierno municipal? ¿Que por el contrario juegue a desgastar al Ejecutivo de Marcos Pisano? ¿Sos más, o menos, optimista?

-No tengo un gran optimismo, porque creo que ha quedado demostrado que los actores de la oposición van a trabajar para llegar a ser gobierno en 2019. Si creo que en cosas estructurales, de mayor relevancia, pueden acompañar, pero en otros temas van a tratar de desgastar. Habrá que hacer un trabajo muy serio, muy arduo y estar todos (concejales y funcionarios) a la altura de las circunstancias.

Nosotros, como bloque oficialista, deberemos acercarnos más a la gente para que estén al tanto de todos los proyectos y de todo lo que se haga en el Concejo. Además, la oposición deberá entender que no se debe tomar a la ciudadanía como rehén de una disputa política y será necesario trabajar muy seriamente.

La Mañana

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 23,90 24,90
Euro 29,00 30,00
Real 640,00 690,00
Ocurrió un error inesperado

Ocurrió un error inesperado

Descripción

Ha ocurrido un error al intentar procesar '/noticias/politica/mucha-gente-voto-por-la-palabrita-cambiemos-pensando-que-le-garantizaba-un-bienestar-pero-se-ve_a293380'.

Más información

Los administradores de este sitio ya fueron notificados de este error para que puedan solucionarlo a la brevedad.

Por favor, disculpe las molestias ocacionadas.